VOLKSWAGEN PRESENTA EL T-CROSS, UN NUEVO SUV URBANO, EN SU FÁBRICA DE NAVARRA
VOLKSWAGEN PRESENTA EL T-CROSS, UN NUEVO SUV URBANO, EN SU FABRICA DE NAVARRA

Hito para Volkswagen Navarra: por primera vez se fabrican dos modelos, el T-Cross y el Polo

El arranque del T-Cross ha sido un éxito y ya ha generado una cartera de pedidos de más de 1.650 unidades en España

Con el T-Cross, Volkswagen completa su ofensiva SUV en un momento en el que todos los segmentos SUV crecen

Las claves del éxito: su diseño emocional, su versatilidad y su equipamiento con la última tecnología

Volkswagen ha presentado en su fábrica de Volkswagen Navarra, el nuevo T-Cross, un SUV urbano con el que la marca completa su ofensiva SUV, y que llega en un momento de éxito para este tipo de modelos. El T-Cross se fabrica en la misma línea de producción del Polo, afianzando el futuro de la fábrica y la generación de empleo y riqueza en esta región. El arranque del T-Cross ha sido un éxito y se han generado más de 1.650 pedidos en España, superando la previsión inicial. El T-Cross se presenta como un modelo versátil, con un diseño atractivo y con los últimos avances en tecnología, asistentes de conducción, conectividad inteligente y seguridad.

"Para la fábrica de Volkswagen en Navarra la llegada del T-Cross es un hito. Se trata de la primera vez, en los más de 50 años de historia de la fábrica, que se producen dos modelos a la vez: el Polo y el T-Cross. Para ello se han invertido 1.000 millones de euros en la fábrica, garantizando además el futuro de los casi 5.000 empleos directos de Volkswagen Navarra", añade Emilio Sáenz, presidente de Volkswagen Navarra. "Estamos muy orgullosos de ser la planta líder a nivel mundial tanto de Polo como de T-Cross".

El SUV urbano Volkswagen T-Cross, ya está en las carreteras españolas. Versátil y práctico, completa la extensa gama SUV de Volkswagen formada además por T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y el Touareg.

"Es nuestro modelo más esperado, con él entramos a competir en un segmento de mercado en el que no estábamos presentes. Su arranque ha sido un éxito y, con más de 1.650 pedidos, ha superado nuestras expectativas" añade Laura Ros, directora de Volkswagen España. "Además, llega en el momento perfecto, ya que todos los segmentos SUV están creciendo. Se espera que en la próxima década la demanda de los SUV compactos y urbanos se duplique en la mayoría de los principales mercados. En España los SUV urbanos ya crecen un 45%. Además, con el T-Cross ya podemos ofrecer un SUV de Volkswagen en cada uno de los segmentos relevantes del mercado".

Diseño con personalidad y gran versatilidad

La base del T-Cross es, como en el Polo, la plataforma modular transversal (MQB), que permite jugar con las proporciones de diseño y ofrecer un amplio y versátil interior.

El T-Cross, ofrece unas medidas compactas, y la apariencia y líneas emocionales de un SUV, tanto en el interior como en el exterior. El aspecto individual y desenfadado del T-Cross incluye elementos que certifican su pertenencia la familia de SUV de la marca, como el imponente frontal, los grandes pasos de rueda y una parte trasera especialmente amplia y dinámica, recorrida transversalmente por una banda reflectora enmarcada en un embellecedor negro que acentúa su presencia y vitalidad.

Uno de sus puntos fuertes es el interior, que se beneficia de un concepto especialmente innovador y flexible. Es muy espacioso y versátil. Su banqueta trasera desplazable, permite que el maletero ofrezca entre 385 y 455 litros. Si se abate el asiento trasero, el volumen aumenta hasta los 1.281 litros, el maletero más grande de su categoría. La alta posición de los asientos es típica de los SUV, y garantiza una alta visibilidad desde todas las plazas.

Fiel a su versatilidad, el T-Cross ofrece numerosas opciones de personalización, paquetes de diseño, diferentes tableros del salpicadero y hasta 12 colores de carrocería.

Asistentes de seguridad y conectividad de segmento superior

Gracias a la plataforma MQB, el nuevo T-Cross incorpora de serie numerosos asistentes a la conducción que aportan la máxima seguridad y confort, y que son habituales en vehículos de segmentos superiores, como el sistema de vigilancia Front Assist (que incluye el sistema de detección de peatones y la función de frenada de emergencia en ciudad); el sistema de aviso de salida del carril Lane Assist; el asistente de arranque en pendiente; la protección proactiva de los ocupantes; así como los asistentes de ángulo muerto y de salida del aparcamiento. El Control de Crucero Adaptativo (ACC) se incorpora de serie a partir del acabado Advance.

El T-Cross ofrece a los usuarios el máximo nivel de conectividad con el mundo exterior. Es el único vehículo de su segmento que ofrece el salpicadero digital VW Digital Cockpit de serie (con el acabado Sport). La aplicación Volkswagen Connect facilita la vida con el T-Cross, a modo de asistente personal para el vehículo. Conecta al conductor y al automóvil, y proporciona valiosa información sobre el estado del vehículo y las rutas seleccionadas, entre otras cosas. Además, el vehículo incorpora carga inductiva para smartphones y 4 puertos USB par los dispositivos de los ocupantes de serie a partir del acabado Advance.

Cuatro eficientes motores

En cuanto a las motorizaciones disponibles, ya se puede elegir entre dos motores gasolina y uno diésel. Los motores gasolina son los eficientes 1.0 TSI de 70 kW/95 CV (cambio manual de 5 velocidades) y el de 85 kW/115 CV (cambio manual de 6 velocidades ó de doble embrague DSG de 7 velocidades). En cuanto a la opción diésel los clientes podrán elegir el conocido 1.6 TDI de 70 kW/95 CV. Más adelante se incorporará una tercera opción de gasolina, el exitoso 1.5 TSI de 110 kW/150 CV.

El nuevo T-Cross está disponible a partir de 18.990 euros (Edition, 1.0 TSI 95/CV manual).

Buscador de noticias