2 de marzo de 2004 | Salones
SALÓN INTERNACIONAL DEL AUTOMÓVIL DE GINEBRA 2004
Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2004

Contenido

Premiere concept C

Versión resumida

En síntesis Página 2

Versión extensa

Concepción: cabriolet y coupé Página 6
Técnica: sistema de techo vanguardista Página 9
Diseño: líneas de futuro Página 11
Sinóptico: datos técnicos Página 15


Concept C

En síntesis

Premiere ¿ El cabriolet-coupé de Volkswagen

Nueva plataforma y nuevos elementos mecánicos para el nuevo cabriolet-coupe de Volkswagen

Techo rígido plegable acristalado

Wolfsburg / Ginebra. En el 74 Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, Volkswagen muestra como primicia un prototipo llamado concept C. Se trata de un posible futuro modelo de vehículo descapotable, en cuya denominación la letra mayúscula C hace alusión a las palabras ¿Cabriolet¿ y ¿Coupé¿, y que está definido por un techo de acero plegable de nueva generación. Este automóvil de Volkswagen de cuatro plazas puede transformarse (en sólo nueve segundos) bien en un elegante coupé o bien en un cabriolet de características no menos exclusivas. La forma cómo ha sido integrado el techo corredizo de cristal es simplemente genial. Por otra parte, el concept C se distingue por sus extraordinarias dimensiones. Este prototipo transmite una idea del aspecto que podría tener un nuevo modelo descapotable de Volkswagen, que conviviría en un escalón superior, con el New Beetle Cabriolet. La unidad de presentación en Ginebra, pintada en un espectacular color plata metalizado, denominado ¿Pure Essence¿, dispone de un motor FSI de 150 CV (110 Kw).

Nueva generación de vehículos

  • Nueva armonización de las dimensiones. El concept C es un vehículo totalmente nuevo, que se diseña a partir de nuevos elementos mecánicos y de carrocería. Como primer aspecto cabe señalar que supera los límites habitualmente establecidos para las dimensiones del segmento A, por lo que nos encontramos simultáneamente, con un coupé de la categoría media inferior, pero más ancho que los descapotables de los segmentos A ó B (1,43 metros de altura y 4,41 metros de longitud total). Esto se traduce en un comportamiento dinámico propio de un auténtico deportivo de raza.

  • Cuatro espaciosas plazas. Estas dimensiones exteriores influyen positivamente en sus dimensiones interiores, donde no sólo encontramos el refinamiento de la tapicería de cuero o las incrustaciones de madera, sino una habitabilidad muy superior a la de los vehículos de su segmento, especialmente en las plazas traseras, donde suelen ser más críticas las dimensiones de otros descapotables.

    El sistema de techo más novedoso del mundo

  • Techo coupé-cabriolet. El techo consta de cinco elementos y su forma de plegarse y recogerse en el hueco del maletero es realmente ingeniosa. Un sistema electrohidráulico desplaza, en una primera fase, el primer elemento hacia atrás mientras que las dos secciones centrales se deslizan hacia delante formando una compacta unidad de estos tres elementos apilados en ¿sandwich¿. Es entonces cuando el sistema abre la tapa del maletero (unido a la bandeja posterior) y los arcos del techo se levantan de sus anclajes y se desplazan, junto al ¿sandwich¿ de los tres elementos del techo, hacia atrás. Estos arcos del techo se alojan en el lateral del vano, que queda cubierto por la tapa al cerrarse de nuevo sobre todo el conjunto plegado. En pocos segundos, el elegante coupé se ha transformado en un sugerente cabriolet.

    El diseño Volkswagen del futuro

  • La parte delantera. Con el concept C se anticipan algunas de las lineas estéticas que van a caracterizar a los modelos de Volkswagen del futuro; especialmente en lo que hace referencia al avanzado diseño denominado ¿New Face¿ y que encontramos en detalles como la rejilla-anagrama en aluminio o las ópticas redondas de los faros. El diseño de la rejilla en forma de ¿V¿ está continuado en el capó mediante una nervadura de considerable amplitud. En la zona de los márgenes de esa ¿V¿, se observa que los laterales ascienden homogéneamente hacia los lados, lo cual acentúa el diseño dominante de las aletas y los grandes pasos de rueda del concept C.

  • La parte trasera. Y si la parte delantera muestra la originalidad del concept C, no lo es menos su trasera. También en esta parte las aletas ascienden suavemente, dibujando la linea de los pasos de rueda. Un atractivo spoiler posterior se integra en la tapa del maletero (cuya capacidad máxima es de 400 litros) lo que enfatiza el dinamismo de esta visión posterior..

  • La parte lateral. La perspectiva lateral se caracteriza por el el perfil afilado de la carrocería. Llaman mucho la atención las casi inapreciables ranuras en las fluidas transiciones envolventes, entre el capó motor y el maletero y las respectivas aletas anteriores y posteriores. Las líneas que separan la tapa frontal de la carrocería y las aletas delanteras fluyen a través de la base de las ventanillas laterales. La ranura posterior del capó prolonga homogéneamente el arco formado por los cristales laterales y lo acentúa aun más, estableciendo una especie de contrapunto dinámico orientado en el sentido opuesto. Al desplazarse con el techo cerrado, esta consumación armoniosa de todas las formas y proporciones laterales transmite una fuerte sensación de elegancia y expresión estética, que es inherente a los coupé. Y en tanto que nos desplazamos con el techo abierto, la perspectiva lateral del concept C causa la agradable impresión que es tan propia de los vehículos descapotables. A esta sensación también contribuye en gran medida el diseño homogéneo del marco del parabrisas: esta estructura apenas invade visualmente la zona del espacio interior. Y ésto garantiza un máximo de placer al circular con el techo replegado.


    Concept C

    Versión extensa

    Premiere ¿ El cabriolet-coupé de Volkswagen

    Nueva plataforma y nuevos elementos mecánicos para el nuevo cabriolet-coupe de Volkswagen

    ¿Más cielo¿: techo rígido plegable y escamoteable,de cristal

    Wolfsburg / Ginebra. En el 74 Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, Volkswagen muestra como primicia un vehículo llamado concept C. Se trata de un posible futuro modelo de vehículo descapotable, en cuya denominación la letra mayúscula C hace alusión a las palabras ¿Cabriolet¿ y ¿Coupé¿y que está definido por un techo de acero plegable de nueva generación. Este automóvil de Volkswagen de cuatro plazas puede transformarse (en sólo nueve segundos) bien en un elegante coupé o bien en un cabriolet de características no menos exclusivas. En definitiva, nos encontramos con un nuevo descapotable de la marca, que se posiciona en un escalón superior al actual New Beetle Cabrio que, naturalmente, sigue comercializándose. La unidad de presentación en Ginebra, pintada en un espectacular color plata metalizada, denominado ¿Pure Essence¿, dispone de un motor FSI de 110 kw (150 cv).

    Concepción: cabriolet-coupé de extraordinarias dimensiones

    Todo es diferente. La tendencia iniciada hace unos meses con el roadster concept R continúa con este recien presentado concept C. Con cada nueva línea cambia la orientación hacia nuevos horizontes. Y como también ocurrió con el roadster, para este cabriolet-coupé se han desarrollado nuevos componentes y nuevas soluciones técnicas y estructurales.

    Esos nuevos elementos permiten consumar con gran armonía las dimensiones del vehículo: el concept C va efectivamente más allá de los límites establecidos por los cabriolets de la llamada categoría ¿A¿. Es un cabriolet y al mismo tiempo es un coupé de la categoría media inferior. Pero, además, también es indiscutible que este vehículo es capaz de cumplir todo lo que promete su diseño estético exterior. El concept C es más ancho que el resto de los modelos descapotables de los segmentos ¿A¿ y ¿B¿. Y esta cualidad tiene unas repercusiones muy positivas en cuanto al comportamiento dinámico. Gracias a la extremada anchura de 1,81 metros (1,43 m de alto y 4,41 m de largo), transmite una fuerte sensación de dinamismo, semejante a la de un deportivo de raza. Las nuevas dimensiones de los ejes delantero y trasero, que permitirán en el futuro el desarrollo de nuevas generaciones de modelos, contribuyen a que el comportamiento dinámico del concept C sea verdaderamente excepcional destacando por una manejabilidad extremadamente segura. La consecuencia de ello es: una conducción muy placentera, tanto con el techo abierto como cerrado.

    El interior de este descapotable con cuatro espaciosas plazas. También el espacio interior realizado en dos tonalidades de color se caracteriza por unas generosas dimensiones y unos detalles muy llamativos. Las zonas superiores del interior (el salpicadero, las bases de las ventanillas y el tablero de instrumentos) son de un color gris profundo (¿Deep Storm¿). Por el contrario, como contrapunto, se utiliza una tonalidad beige más clara (¿On Shore¿) para los tapizados de los asientos y la parte inferior de los paneles de puerta. Unas franjas transversales de color convenientemente contrastado acentúan la atmósfera de lujo que caracteriza todo el diseño interior. Distintos elementos decorativos de madera refuerzan la exclusividad que distingue a los revestimientos laterales. Se observa igualmente que la parte superior de las puertas continúa estilísticamente las formas arquedas nacidas en el tablero. En el cuadro de instrumentos también encontramos la fuerte personalidad deportiva que caracteriza al concept C. Un cuadro de instrumentos que ha sido desarrollado totalmente nuevo y en el que destacan los instrumentos contorneados en aluminio anodizado, material con el que tambien se han realizado las rejillas de ventilación. La configuración de cuatro auténticas plazas ha llevado a sus diseñadores a elaborar muy meticulosamente tanto el fácil acceso a las plazas posteriores (incluye el sistema ¿Easy Entry¿) como el diseño ergonómico de los asientos traseros.. Y dos interesantes detalles más que son parte del equipamiento del novedoso interior: cuatro airbags y un sistema de protección antivuelco.

    Segmento muy interesante. Las prespectivas comerciales de este concept C, como precursor de un modelo de serie, son esperanzadoras. Durante el año 2003, se vendieron en Europa 337.000 automóviles descapotables y roadster de todas las categorías. Pero, es que además, también se vendieron en el Viejo Continente, otros 240.000 automóviles con carrocería coupé. Nos encontramos por lo tanto con un mercado potencial de más de 580.000 conductores de vehículos cabriolet y coupé que tengan a disposición a medio plazo una nueva alternativa para elegir: un nuevo Volkswagen estética y técnicamente emocionante, y que proporciona mejor habitabilidad que los rivales de la categoría ¿A¿, sobresaliendo al mismo tiempo por una mayor deportividad y mejor versatilidad que la mayoría de los de la categoría ¿B¿. De hecho, no existe todavía, al menos en el último segmento mencionado, ningún cabriolet como el concept C, esto es, un descapotable que disponga de un techo de acero plegable, más un elemento corredizo de cristal.

    El techo plegable: el sistema de techo cabriolet actualmente más novedoso del mundo

    Techo coupé, corredizo y cabriolet. El nuevo sistema de techo rígido plegable, que consta de cinco elementos y accionamiento electrohidráulico, es efectivamente un prodigio del ingenio. Y para expresarlo de forma más exacta, este sistema se caracteriza por la triple funcionalidad de un techo coupé, un techo corredizo de cristal y un techo cabriolet. En esta forma y esta combinación, se trata de un sistema único en el mundo, que sobresale además por otros muchos aspectos interesantes.

    El techo coupé: cuando está cerrado, el techo rígido conforma estilísticamente una unidad dinámica y homogénea con la carrocería del vehículo. Las ventajas que ésto implica son bien conocidas: las rumorosidades de penetración en el aire y de rodadura se sitúan en niveles similares a los de un coupé de arquitectura clásica. Y de ello se beneficia también la seguridad.

    El techo corredizo de cristal: uno de los aspectos técnicos quizá más interesantes en relación con el nuevo sistema de techo rígido es la integración de un techo corredizo de cristal. Este elemento accionado mediante un mecanismo servoeléctrico puede ser abierto gradualmente, lo que permite disfrutar de una variable cantidad de cielo y aire. Asimismo, también posibilita el ajuste de una posición llamada de ¿ventilación¿. Pues se podría suponer que se trata de un techo corredizo de acuerdo con los esquemas clásicos. Pero además, añade un aspecto excepcional.. A diferencia de los techos descapotables clásicos, el elemento de cristal del concept C, también permite que penetre la luz exterior al circular con el techo cerrado.

    El techo cabriolet: la utilización de un mecanismo de mando electrohidráulico permite escamotear completamente el techo en la parte trasera del vehículo. La técnica y la forma cómo desaparece por completo este techo plegable en el interior de la carrocería es simplemente sorprendente, tanto desde el punto de vista técnico como visual.

    Tras accionar el mecanismo de bloqueo del techo plegable, se desplaza primero el módulo corredizo hacia atrás (primer elemento). Posteriormente, se eleva la luneta térmica (incluidas las columnas ¿C¿) y se desplaza hacia delante (segundo elemento). En estas circunstancias, el techo de cristal delantero se encuentra debajo de la parte posterior del techo, con la que forma una compacta unidad de tipo ¿sandwich¿. Ahora, se abre la tapa del maletero (con la bandeja posterior que lleva unida) y se abate completamente hacia atrás, estando accionada mediante un mecanismo hidráulico (tercer elemento). A continuación, esa unidad ¿sandwich¿ se desplaza hacia atrás, y no es hasta este momento que se desbloquean los enganches de los arcos de techo (4cuarto y quinto elemento) situados en el marco del parabrisas, replegándose en forma de ¿Z¿ en dirección de sus respectivos alojamientos en la parte posterior. En éstos, los arcos del techo desaparecen por completo en unos espacios laterales (provistos de tapa), quedando situados finalmente al lado de las lunetas laterales. Estos accionamientos y movimientos podrían parecer complicados y de hecho, lo son, pero todo funciona de forma perfecta, y resulta espectacular observar cómo se efectúan.

    Debido al hecho de que los arcos laterales del techo no se mueven vertical sino simplemente en el sentido horizontal, y puesto que la unidad ¿sandwich¿ es muy compacta, no se requiere una altura libre muy elevada para accionar el techo, por lo cual puede hacerse en un garaje de medidas normales.

    Alrededor de 400 litros de capacidad de maletero y espacio para esquís. Y gracias también al diseño compacto del techo plegable, la capacidad del maletero es sorprendente. Cuando se circula con el techo abierto, se dispone de cerca de 200 litros de capacidad. Y si se ha cerrado el techo, están disponibles alrededor de 400 litros de espacio en el maletero. Una abertura entre los asientos traseros y el fondo del maletero permite transportar con comodidad bien esquís o bien cualquier objeto de mediana longitud.

    El diseño: las líneas de un futuro Volkswagen

    Ausencia de zonas problemáticas en el concept C. Debido a las dimensiones de los descapotables derivados casi siempre de modelos básicos de series numerosas, suele ocurrir que los cabriolets compactos aparentan ser un poco estrechos y comparativamente altos, en especial si se circula con el techo cerrado. Por lo contrario, los cabriolets espaciosos no acusan defectos de esta naturaleza. Sin embargo, si se desea un coche atlético, compacto y, estéticamente, similar a un coupé (cuando el techo está cerrado), semejantes soluciones no siempre son del todo satisfactorias para los clientes.

    Lo anterior es válido en especial para los descapotables compactos, en cuyo caso habría que mencionar además otro aspecto no muy positivo: puesto que los modelos de este tipo se caracterizan frecuentemente por presentar el típico diseño llamado cab forward (puesto de conducción adelantado), el pilar ¿A¿ o delantero (incluida la barra transversal del marco superior del parabrisas) invaden de forma considerable el habitáculo. En consecuencia, se tiene la impresión de que la frente de la persona se encuentra muy cerca de la parte superior del marco del parabrisas. Todos estos aspectos problemáticos han sido eliminadas en el caso del concept C gracias al hecho primordial de que no procede de un vehículo de serie, sino que se ha desarrollado como un nuevo cabriolet, desde los primeros bocetos en lápiz.

    Por esta razón, este cabriolet concepto de Volkswagen se distingue por unas ventajas estructurales obvias, que se reconocen con suma facilidad al observar la línea exterior desde cualquiera de sus ángulos.

    Futuro y tradición.La idea del concept C nace de una larga tradicion en Volkswagen. Una tradición que arranca con el legendario Escarabajo, considerado hoy ya como un objeto de culto. Que se prolonga enm el Golf Cabriolet, concebido en sus inicios como modelo de oprientación práctica y que se ha convertido en uno de los cabrios más vendidos del Mundo. Y que culmina con el original e inconfundible New Beetle Cabrio, en el que se combina el componente emocional con su utilidad práctica. Sobre estos tres pilares se apoya el nuevo concept C de Volkswagen, con el que no es dificil imaginar que marcará el diseño estilístico de futuros modelos de la marca.

    La parte delantera. En el frontal, el elemento ¿rejilla-anagrama¿ (que fue presentado como primicia con el concept R) elaborado en aluminio en el concept C y la dominante expresión que distingue a los faros con ópticas redondas conforman el avanzado diseño llamado ¿New Face¿, cuyas múltiples variedades diferenciarán a muchos futuros modelos de Volkswagen. Una pequeña comparación entre el concept R y el concept C demuestra las innumerables posibilidades de variación que ofrecen los faros, como elemento estilístico de diferenciación en distintos vehículos.

    Como detalle unificador de los nuevos Volkswagen se emplea además el efecto que se obtiene realizando un pequeño saliente en la parte delantera del capó motor, el cual cubre parcialmente los faros, lo que podría recordar a las ¿cejas¿ en el rostro de una persona. Este elemento estilístico ya se vió por primera vez en la gran berlina de lujo de Volkswagen, el Phaeton. Por otra parte, la situación de los grupos ópticos y de la parrilla frontal también tiene una influencia importante en la acentuada nervadura del capó motor del concept C. El diseño de la rejilla en forma de ¿V¿ está continuado en el capó mediante ésta nervadura de considerable amplitud. En la zona de los márgenes de esa ¿V¿, los laterales ascienden homogéneamente hacia los lados, lo cual acentúa el diseño deportivo de las aletas y los generosos pasos de rueda del concept C. Y ese aire dominante lo refuerzan las aletas salientes y la ya comentada amplitud de la vía anterior.

    La parte trasera. Una línea no menos atlética que la del frontal caracteriza la parte posterior de la carrocería. Para conjugar el diseño de esta parte con el del capó motor, se observa en ella que las aletas ascienden también con suavidad, elevando homogéneamente la curva de los pasos de rueda. Por esta razón, el spoiler posterior integrado en la tapa del maletero queda emplazado dinámicamente entre las dos aletas.

    La parte lateral. Independientemente de que el concept C circule con el techo abierto o cerrado, la vista lateral se caracteriza por el perfil afilado de la carrocería. Llaman la atención las casi iimperceptibles ranuras, entre el capó motor y el maletero y las respectivas aletas anteriores y posteriores. Las líneas que separan la tapa frontal de la carrocería y las aletas delanteras fluyen a través de la base de las ventanillas laterales. La ranura posterior del capó prolonga homogéneamente el arco formado por los cristales laterales y lo acentúa aun más, estableciendo una especie de contrapunto dinámico. Al desplazarse con el techo cerrado, esta consumación armoniosa de todas las formas y proporciones laterales da una fuerte sensación de elegancia y expresión estética.

    Y en tanto que se desplaza con el techo abierto, la perspectiva lateral del concept C causa la agradable impresión propia de los espaciosos vehículos descapotables. A esta sensación contribuye el diseño homogéneo del marco del parabrisas: esta estructura apenas invade la zona del espacio interior.

    Al desplazarse con el techo cerrado, se observa que los pilares delanteros transicionan fluidamente hacia los arcos laterales situados en la parte superior de las ventanillas. Y ésto no puede tenerse tampoco por obvio, pues el techo de acero plegable, con los arcos laterales tensados y la luneta posterior integrada elegantemente en la estructura, no recuerdan de ningún modo a un techo rígido de tipo hardtop convencional. Por el contrario, estas líneas suaves transmiten una sensación tan agradable o más que un coupé de categoría muy alta.


    Concept C

    Datos técnicos

    Ginebra 2004 ¿ El Cabriolet-Coupé de Volkswagen

    Concept C

    Carrocería
    Largo: 4,41 m Ancho: 1,81 m Alto: 1,43 m Capacidad de maletero: Hasta aprox. 400 lts.

    Motor
    Tipo: 2.0 FSI (gasolina, inyec. directa)
    Potencia máxima: 110 kW / 150 CV
    Transmisión/Ruedas
    Tipo de tracción: Delantera Llantas / Neumáticos delante: 235/35 ZR 19
    Llantas / Neumáticos detrás: 245/35 ZR 20


    Nota: material gráfico disponible en el apartado Otras imágenes Volkswagen de Fotos, sección Prototipos, subsección Concept C.