5 de mayo de 2005 | Salones
DOSSIER NOVEDADES VOLKSWAGEN SALÓN INTERNACIONAL DEL AUTOMÓVIL DE BARCELONA


El Fox

El Nuevo Polo

El Golf Plus

El nuevo Passat

El Fox

Nuevo, pequeño y más inteligente
Diseño y dimensiones
Habitáculo
Equipamiento
Motores y cajas de cambio
Tren de rodaje
Economía
Producción

Nuevo, pequeño y más inteligente

Ha llegado el Fox. Un Volkswagen nuevo, pequeño y más inteligente. Un automóvil que ofrece el máximo a un precio muy competitivo. Confortable, seguro y ágil, con dos puertas, un gran portón posterior y mucho espacio interior. Potente y con personalidad propia. Desde el primer contacto, desde la primera impresión, se aprecia que es un auténtico Volkswagen. No es un Polo, no es un Golf. Es el Fox.

El nuevo modelo de acceso a la gama Volkswagen ofrece el máximo a un precio muy competitivo. Es el Fox, un automóvil compacto y completo en cualquier sentido.

Se fabrica en Brasil, en Curitiba, a 350 kilómetros de São Paulo, donde Volkswagen tiene una de las fábricas de automóviles más modernas del mundo. Concebido y desarrollado en Alemania, el Fox se comercializará en toda Europa.

Lo tiene todo. De inteligente concepción, tiene menos de cuatro metros de largo, pero más de metro y medio de altura. El concepto del Fox hizo su aparición hace 20 años. Se trataba del modelo de acceso a la marca, siendo el Volkswagen más económico de su tiempo. Y también inteligente. Su nombre de entonces: Polo. Pero las cosas han evolucionado y Volkswagen dispone hoy de una gama de modelos que ha crecido en número y también cada uno de los modelos, en tamaño. Ahora el concepto de entrada a la gama se materializa en el Fox, mientras que el Polo actual, se mantiene como uno de los compactos más sofisticados y confortables de su segmento.

Sin concesiones. El Fox es el Volkswagen más económico, pero dispone de todo aquello que ha de poseer un auténtico coche. Por ejemplo, cuatro asientos de generosas dimensiones, un tren de rodaje de gran excelencia técnica, un asiento posterior multivariable y desplazable, una carrocería galvanizada y soldada por láser, calidad máxima y esa perfecta funcionalidad que caracteriza a Volkswagen desde su primer automóvil creado por Ferdinand Porsche.

Para todos los gustos. Está claro que el Fox no se dirige a un solo grupo destinatario. Es un coche joven, urbano, y funcional, ideal para aquellos que necesitan soluciones prácticas pero sin renunciar al confort o a la imagen.

Cuotas de crecimiento. Los competidores siguen existiendo, pero ninguno de ellos es un Volkswagen. Es un hecho que el segmento de los más pequeños, que en el caso del espacioso Fox más bien habría de denominarse segmento de los más ventajosos, seguirá alcanzando cuotas de mayor crecimiento. Si se incluyen todos los segmentos posicionados por debajo de la clase del Golf (A000, A00 = Fox y A0), se pronostica sólo entre 2005 y 2006 en la Europa occidental un incremento de más de 200.000 unidades, con una cifra total de 5,4 millones de automóviles, lo que representa una cuota del 33,3 por ciento de todo el mercado.

Diseño y dimensiones

El Fox es el grande entre los pequeños, con un diseño práctico y con mucho brío. El nuevo Fox potencia el segmento de acceso con un concepto de carrocería que, pese a las compactas dimensiones exteriores, ofrece una magnífica sensación de amplitud. Ello se debe, entre otras cosas, a la línea de cintura comparativamente elevada y a la parte del techo en la zona del montante A. En efecto, mientras que la longitud y anchura del Fox se han concebido para lograr una gran maniobrabilidad en el tráfico urbano y para el aprovechamiento de los espacios de aparcamiento más pequeños, si se dirige la mirada hacia arriba se descubren ilimitadas posibilidades de crecimiento, algo que le permite destacar en su segmento.

El Fox se presenta con un diseño lleno de personalidad, naturalidad y potencia. No hay duda, es un Volkswagen; es un Fox. Con líneas de claro trazado y gran equilibrio de proporciones.

Diseño de la parte frontal. La parte delantera del Fox es una interpretación de la nueva parrilla de radiador Volkswagen con un fuerte énfasis en V. La parrilla del radiador es siempre de color negro, resaltando en el centro el anagrama VW cromado. La parte superior del paragolpes está pintada de serie en el color de la carrocería. La V de la parte frontal prosigue hasta los montantes A, caracterizando así el diseño del capó del motor. En especial la transición entre las partes frontal, laterales y del techo muestra aquí el estilo y las excelencias de un vehículo ligero tipo van.

Diseño de la silueta. El trazado lateral se distingue por una línea claramente ascendente que va desde los faros delanteros hasta la parte superior del marco del parabrisas. Por debajo de los retrovisores exteriores, la línea de la carrocería asciende igualmente hasta concluir con la luneta posterior. Además, en la parte trasera llama la atención el brioso y breve voladizo de la carrocería. Los guardabarros, que sobresalen ligeramente, crean espacio para las ruedas de 14 y de 15 pulgadas. Las puertas se integran armónicamente en la silueta y alcanzan la elevada línea del techo, con lo que posibilitan una altura de acceso muy cómoda, equivalente a un pequeño vehículo versátil (MPV). Las puertas tienen manillas agradables al tacto, tal como se conocen en otros modelos de la marca.

Diseño de la parte posterior. También la parte posterior del Fox tiene carácter propio. El portón es de marcada verticalidad; la luneta y la zona pintada debajo tienen, por lo que respecta a las proporciones, prácticamente la misma relación de superficie. Las luces posteriores a izquierda y derecha junto al portón trasero representan una brillante solución técnica y en el centro, dispuesto como un faro de marcha atrás, se incorpora un elemento redondo cromado típico de Volkswagen.

Pequeño y con mucho brío. El Fox, siempre de tres puertas, mide 3,82 metros de largo, 1,66 metros de ancho (sin retrovisores) y 1,54 metros de altura. La distancia entre ejes es de 2,47 metros. Este modelo no es de los más pequeños que existen en el mercado, y de hecho no era la intención. El objetivo consistía más bien en concebir un automóvil completo con el precio de acceso lo más ajustado posible. Y esta diferencia teórica se nota en cualquier aspecto de este Volkswagen. Por ejemplo, el portón posterior: gracias a la elevada altura total, la tercera puerta del Fox se abre ampliamente hacia arriba (medida de garaje: 2,11 metros), por lo que hace posible cargar y descargar de un modo cómodo. Se cierra mediante una práctica presión del tirador dispuesto en el revestimiento interior. El que no es alto en absoluto es el borde de carga: 74,3 centímetros. La apertura del maletero tiene en su parte más estrecha 1,02 metros y permite cargar al máximo en establecimientos como Ikea, ya que la capacidad del maletero es de hasta 1.016 litros (para más detalles véase el capítulo del habitáculo).

Calidad de la carrocería. Volkswagen ofrece en todos los segmentos carrocerías con un máximo de seguridad y confort. Un criterio decisivo es la rigidez de la carrocería. La rigidez torsional estática del Fox asciende a 17.941 Nm/°, alcanzando así uno de los valores más altos del segmento. Lo mismo se puede decir de la rigidez torsional dinámica: 39,2 Hz. Esto se debe, entre otras cosas, al empleo de los métodos más modernos de fabricación, como es la soldadura por láser: un total de 4,36 metros de costuras se realizan conforme a esta técnica de unión. Además, gracias al empleo de tipos de acero de alto y máximo límite elástico, se proporciona resistencia estructural a la carrocería.

Ya en pequeños recorridos se nota el nivel de calidad del Fox, puesto que no se perciben esos desagradables ruidos o movimientos de la carrocería. Al mismo tiempo, la moderna estructura de la carrocería hace posible una excelente acústica en el habitáculo. De este modo, se mantienen a muy bajo nivel los ruidos transmitidos por el tren de rodaje, motor y caja de cambio.

La excelente rigidez de la carrocería constituye la base tanto para las seguras cualidades de manejabilidad como también para una duración prolongada. Resultado: doce años de garantía contra la perforación por corrosión. Es una decisión que contribuye a mantener el valor residual del vehículo por encima del término medio y a reducir los gastos de mantenimiento.

Habitáculo

Una muy clara funcionalidad y un espacio asombrosamente amplio son los rasgos distintivos del habitáculo del nuevo Fox. Volkswagen ha concebido este vehículo como un cuatro plazas, con espacio suficiente para dos adultos en la parte posterior. Además, la banqueta posterior desplazable en 15 centímetros en sentido longitudinal y respaldo dividido en el centro, aporta versatilidad al interior. Según sea la versión, resulta un maletero con una capacidad de 260 a 1.016 litros.

El Fox no es precisamente un gigante, pero la sensación de amplitud y el sitio del que realmente se dispone son considerables. Con el Fox Volkswagen nunca pretendió crear el clásico coche pequeño, sino un valioso modelo de acceso a la gama, que si bien es un especialista en ciudad, tampoco se asusta por un recorrido de larga distancia.

Para que conducir el Fox sea todo un placer en cualquier recorrido, se le dotó de un habitáculo con diseño de gran naturalidad, una buena calidad del interior, un manejo intuitivo y una funcionalidad pensada hasta el último detalle.

Instrumentos. La concepción del habitáculo se caracteriza por sus sencillas formas y una elevada facilidad de manejo. Por ejemplo, en el puesto del conductor, a semejanza del New Beetle, el instrumento central es el velocímetro de forma circular. Pero a diferencia del New Beetle, fabricado en México, no están integrados aquí todos los indicadores, sino sólo los avisos de mayor importancia. Un display digital muestra las distancias (kilómetros totales y diarios), así como la hora. A izquierda y derecha del velocímetro van colocados los relojes cuentavueltas, el indicador de gasolina y más hacia los extremos, otros pilotos de control.

Palanca de la columna de dirección. Una peculiaridad con respecto a otros Volkswagen la constituyen las palancas multifuncionales de manejo junto al volante, regulable en altura y distancia. Estas palancas situadas en la columna de dirección pueden incorporar el Tempomat o la regulación automática de distancia (en el lado izquierdo), o el control del ordenador de a bordo (lado derecho). Además, en la palanca de la izquierda están dispuestas – con manejo por regulador giratorio – la conexión de la luz y la regulación del alcance de los faros, los intermitentes y las ráfagas de luz.

La palanca de la derecha sirve para el manejo de los limpiaparabrisas y además – en forma de tecla – incorpora el conmutador para la luneta térmica posterior. Pasados 20 segundos ésta función se desconecta automáticamente.

Consola central. Los restantes elementos de manejo son ya habituales en VW. Por ejemplo, en la consola central, el conmutador de los intermitentes de emergencia está situado en el centro, en la parte superior, y por ello es de fácil alcance tanto para el conductor como para el acompañante. Junto al mismo, a la izquierda, están las teclas para la luz posterior antiniebla y los faros antiniebla, y siguiendo a la izquierda, el conmutador de desactivación de ESP.

En el siguiente nivel, bien a la vista y de fácil manejo se encuentra ubicado el equipo de radio y, debajo del mismo, el regulador de control de calefacción y ventilación y el conmutador de aire ambiente. Como equipo opcional se ofrece un climatizador semiautomático (Climatic). A semejanza una vez más del New Beetle, tanto conductor como acompañante encuentran aquí dos soportes para bebidas inmediatamente delante de la palanca del cambio de marcha, de suave y exacto funcionamiento.

Las rejillas de ventilación, los tiradores de puerta, el ajuste eléctrico de los retrovisores, el cierre centralizado y los elevalunas eléctricos, se manejan de forma intuitiva igual que en otros modelos VW.

Parámetros de espacio: aquí no hay nada mínimo. El equipo de desarrollo creó con el nuevo modelo un automóvil que, por una parte, rebaja considerablemente el umbral de precios para entrar en el mundo VW, y por la otra, esta reducción no supone en absoluto, una merma en su versatilidad, seguridad o confort. El nuevo Fox dispone en su interior de una asombrosa amplitud. El primer encuentro con este automóvil de dimensiones exteriores reducidas sorprende por lo que respecta a la anchura y a la altura interiores, con 1.401 milímetros (delante) y 1.423 milímetros (detrás) de espacio para codos, el Fox ofrece una gran libertad de movimientos, inusual en su segmento.

Esta sensación de espaciosidad se debe esencialmente a otra dimensión: la altura del habitáculo. En efecto, el Fox mide en su exterior, es decir, desde el perfil del neumático sobre el piso hasta la pintura del techo, 1.544 milímetros. Una altura considerable que permite el truco siguiente en el interior: los especialistas VW posicionaron considerablemente más alto el llamado “punto H”, que describe aproximadamente el eje de movimiento de las articulaciones pélvicas del conductor. En la misma medida, esto produjo una posición más elevada de asientos, con lo que se va sentado de forma más relajada, con mayor alcance visual y se tiene una excelente sensación de espaciosidad. Aún con esta posición de asientos, la altura máxima del habitáculo se eleva a 995 milímetros delante; en la parte posterior es de 964 milímetros.

Todo bien guardado. La altura de asientos más elevada ha aumentado también la capacidad de ubicación de espacios guarda-objetos, ya que debajo del asiento del conductor se ha podido instalar un cajón de grandes dimensiones. Se trata de uno de los numerosos portaobjetos, entre los cuales se halla una guantera de grandes dimensiones o los soportes para botellas de un litro en los revestimientos de las puertas, además de otros soportes para bebidas situados delante de la palanca de cambio, y detrás, entre los asientos.

Rodillas y maletero: todo depende del ajuste. También en cuanto a longitud el espacio es de generosas proporciones, tanto delante y detrás como en el maletero. El máximo en la primera línea de asientos es de 1.052 milímetros. En la parte posterior – y según la posición de los asientos delanteros y de la banqueta trasera – se dispone de hasta 884 milímetros. En efecto, gracias al sistema de asientos desplazable en 15 milímetros en sentido longitudinal, se pueden adaptar a las diferentes necesidades de transporte o de espacio, no sólo el maletero sino también el espacio para las piernas en la segunda línea de asientos.

El ajuste del sistema ASR (Adjustable Rear Seats) se realiza desde el habitáculo o desde el maletero. Para aumentar o disminuir el espacio para los pies o el del maletero desplazando la banqueta posterior, hay una palanca de fácil manejo dispuesta debajo del centro de la banqueta posterior. Para abatir el respaldo posterior divisible en un 50:50 y la superficie de asiento de una pieza, se utiliza una palanca que se acciona desde el maletero. Una vez abatida hacia delante toda la banqueta posterior, se fija su posición mediante un cinturón de amarre.

Estas posibilidades de ajuste dan como resultado unas enormes posibilidades para el maletero que se traducen en asombrosa versatilidad. La capacidad de carga con cuatro pasajeros es de 256 a 353 litros. Y es de hasta 1.016 litros para la pequeña mudanza, por ejemplo. La longitud de maletero varía entre 676 y 1.351 milímetros.

Climatización a la carta: espacio caliente, espacio frío Tanto espacio ha de estar bien calefactado o enfriado. Por ello, la calefacción y ventilación del nuevo Fox se caracterizan por un alto grado de efectividad. Así, las grandes secciones transversales de los canales de aireación proporcionan un óptimo flujo de aire. Los dos ocupantes de la parte posterior disfrutan de difusores de aire de grandes dimensiones situados en el piso. Al potente ventilador se le ha incorporado un filtro de polen, que trabaja con aire fresco y con aire ambiente. El manejo de la ventilación y de la calefacción se efectúa mediante tres mandos giratorios (temperatura de calefacción, ventilador, distribución del aire) y una tecla para conectar a aire ambiente.

Como alternativa a la calefacción y ventilación de serie, se puede equipar el nuevo Fox con el climatizador semiautomático Climatic. Mantiene constantemente la temperatura del habitáculo preseleccionada pese a las cambiantes condiciones exteriores – algo que en otros casos sólo ofrecen los climatizadores de mayor coste. Como es usual, el control de la distribución del aire es de tipo manual. El Climatic posee un compresor regulado externamente que, gracias a una temperatura optimizada del vaporizador, consume menos energía, es decir menos combustible. De modo análogo al dispositivo sin función refrigeradora, el manejo del sistema se realiza por tres mandos giratorios casi idénticos, ajustándose mediante el regulador de temperatura de la izquierda no sólo la calefacción sino también la refrigeración. Junto al conmutador de aire ambiente se halla además una segunda tecla (AC) para activar o desactivar el climatizador.

Seguridad pasiva. El alto nivel de seguridad pasiva del nuevo Fox se debe, en primer lugar, a la carrocería muy rígida y de sofisticada concepción; en segundo lugar, a los sistemas de airbags y retención del habitáculo. Este Volkswagen incorpora de serie airbags para el conductor y el acompañante. Su volumen se eleva a 60 (el izquierdo) y 100 (el derecho) litros. A petición, se suministra con airbags laterales dispuestos en los respaldos de los asientos (14 litros). Los cuatro asientos están equipados con cinturones automáticos de tres puntos y reposacabezas. El panel incorpora una luz de aviso que indica al conductor que no se ha abrochado el cinturón, combinado con una señal acústica durante seis segundos. Si al alcanzar una velocidad de 10 Km./h el conductor aún no lleva puesto el cinturón, se le advertirá de nuevo mediante una señal acústica durante noventa segundos. La luz de control sólo se apaga cuando se abrochan los cinturones.

En los asientos delanteros se incorporan adicionalmente pretensores de cinturón y reguladores de altura del mismo. Los tensores de cinturón se activan mediante un aparato de control central en función de la gravedad del accidente.

Seguridad para niños. También incorpora anclajes para asientos infantiles Isofix en los asientos traseros. Unas indicaciones bien visibles permiten localizar rápidamente los ojales de fijación. En este caso, los asientos infantiles quedan firmemente sujetos con el marco de asientos de la banqueta posterior, quedando así incorporados de modo óptimo al sistema de protección pasiva del Fox.

El programa de asientos infantiles de Volkswagen es también apropiado para el nuevo Fox. Por ejemplo: el Bobsy G1 Isofix Duo plus para ocupantes muy pequeños con edades comprendidas entre ocho meses y cuatro años, o bien con un peso de hasta 18 kilogramos.

Equipamiento

Una sola versión de equipamiento, con detalles específicos de motorización, que se puede combinar con tres motores, diez pinturas y dos diseños de interior.

Junto a elementos muy eficaces de seguridad activa y pasiva, tales como el sistema ABS y los airbags delanteros, se ofrecerá de serie con un amplio equipamiento de confort. Del mismo forman parte los elevalunas eléctricos, el cierre centralizado con mando a distancia por radiofrecuencia, los retrovisores exteriores regulables desde el interior, el alumbrado del maletero, un limpia-lava luneta posterior con conexión de intermitencia, iluminación del interior con desconexión retardada, iluminación de instrumentos regulable en color blanco, diseño en rojo para la noche en los mandos, cuentarrevoluciones, el llamado intermitente de confort (se pulsa una vez y parpadea tres), preinstalación de radio con cuatro altavoces, antena, servodirección electro hidráulica (55 Kw y TDI), filtro de polvo y polen, zumbador de aviso para luz no desconectada, cristales antitérmicos tintados en verde, espejos de cortesía en los parasoles, numerosos portaobjetos, entre ellos un cajón situado debajo del asiento del conductor regulable en altura, así como redes portaobjetos en los respaldos de los asientos delanteros.

Además, también de serie, el Fox incorpora servodirección electro hidráulica regulada en función de la velocidad, y equipamientos funcionales reunidos en conjuntos, como el equipamiento Vario, que contiene todos los dispositivos de variabilidad de la banqueta posterior (divisible y abatible de forma individual y simétrica y desplazable en sentido longitudinal, y de forma opcional se añaden las ventanillas laterales posteriores desplazables.

Pero además el Fox se puede personalizar con equipamientos opcionales como el climatizador semiautomático Climatic, un techo de cristal corredizo/deflector

Motores y cajas de cambio

El nuevo Fox irrumpe en Europa con dos motores de gasolina y un turbodiesel (TDI). Todos ellos cumplen con la norma Euro 4 y están instalados de forma transversal en la parte delantera. Los dos motores de gasolina rinden 55 CV y 75 CV. El TDI desarrolla 69 CV. Estos motores combinan la practicidad y el confort gracias a las reducidas necesidades de mantenimiento y a su bajo consumo. El Fox advierte al conductor mediante el indicador de intervalos de Servicios cuándo ha de hacer las inspecciones y el cambio de aceite. Entre dos servicios de mantenimiento pueden transcurrir hasta dos años ó 30.000 kilómetros.

Fox 1.2 con 40 kW / 55 CV. Es un ágil motor de gasolina de tres cilindros y dos válvulas con inyección multipunto y 1.198 cm3 de cilindrada, instalado por primera vez en el Polo. Con una cilindrada de 1,2 litros desarrolla 40 Kw. / 55 CV – una potencia suficiente para alcanzar la velocidad máxima de 148 Km./h. La potencia máxima se alcanza a 4.750 rpm. Ya 1.750 revoluciones antes se produce el máximo par de giro de 106 Newton/metro. El clásico sprint de 0 a 100 Km./h lo realiza el Fox 1.2 en 17,5 segundos. El modelo de acceso de la gama se contenta fuera de ciudad con un consumo medio de 5,0 litros de súper sin plomo cada cien kilómetros. La media ponderada es de 6,0 litros.

Contemplado más de cerca, este motor en línea muy compacto y con buen registro de par, con su culata y bloque de aluminio, revela ser un propulsor de alta tecnología. Gracias a un árbol equilibrador, situado en la parte frontal del motor y movido por ruedas dentadas, tiene la suavidad de marcha típica de un cuatro cilindros. La propulsión del árbol de levas y de la bomba de aceite se realiza mediante una cadena de casquillos fijos. Para la tensión de la cadena de propulsión del árbol de levas se dispone de un tensor hidráulico. En la bomba de aceite se realiza esta tarea mediante un elemento tensor bajo presión de muelle.

El accionamiento de las válvulas por el árbol de levas se efectúa mediante balancines de rodillo. Otra consecución técnica de este motor es la refrigeración por flujo transversal en la culata que va desde el lado de admisión al de escape y que en las cercanías de la cámara de combustión alcanza una velocidad particularmente elevada. Esto permite un calentamiento mínimo del aire de aspiración y un nivel de temperatura más homogéneo dentro de las cámaras de combustión. La ventaja consiste en que las paredes de la cámara más frías reducen la tendencia al picado.

Un módulo de catalizador principal con colector, instalado cerca del motor, permite de un modo seguro y duradero respetar los valores límite previstos por la rigurosa norma EU-4.,Esto es posible gracias al recorrido muy corto de los gases de escape, con la consiguiente conversión rápida y eficiente de los mismos.

Fox 1.4 con 55 kW / 75 CV. Es un eficiente motor de gasolina de 4 cilindros, el más potente del Fox. Es un propulsor de 1.390 cm3 que rinde 55 Kw./75 CV a 5.000 rpm y permite alcanzar unas prestaciones ágiles pese a su bajo consumo. Su máximo par de giro de 124 metros Nm lo desarrolla a partir de 2.750 rpm. El promedio total de consumo es de 6,7 litros de súper sin plomo por 100 kilómetros. Gracias a la geometría perfeccionada de sus canales de admisión y de las cámaras de combustión, este motor alcanza además unos valores de consumo a carga parcial muy bajos. El Fox 1.4 tiene una velocidad máxima de 167 Km./h y acelera de 0 a 100 Km./h en 13,0 segundos.

El accionamiento de las válvulas se realiza, como en el tres cilindros, mediante balancines de rodillo. En lugar de una cadena, el árbol de levas del cuatro cilindros, se propulsa por medio de una correa dentada. La compresión del motor es de 10,5:1.

Fox 1.4 TDI PD con 51 Kw / 69 CV. Es un económico turbodiesel 1.4 litros de tres cilindros con tecnología de inyector-bomba, uno de los propulsores TDI más modernos de su segmento. Este TDI particularmente compacto fue modificado ampliamente para su utilización en el Fox: gracias a las geometrías de cámara de combustión optimizadas, a los nuevos cruces de válvula e inyectores perfeccionados, este potente propulsor diesel cumple, por supuesto, con la rigurosa norma de gases de escape Euro 4. Además, se emplea un radiador EGR para el reciclado de gases de escape y un moderno turbocompresor de construcción modular. Un catalizador de oxidación de reacción muy rápida, construido con técnica de paredes finas, contribuye adicionalmente a reducir los valores de emisión. Por otra parte, el Fox 1.4 TDI estará disponible con un filtro de partículas diesel libre de mantenimiento.

Que los modernos motores Diesel no sólo son económicos y respetuosos con el medio ambiente, sino también de un gran temperamento, lo demuestra con toda claridad el TDI de 69 CV en este Fox ligero de 1.085 kilogramos. Con un máximo par de giro de 155 Nm, disponibles de forma constante entre 1.600 y 2.800 revoluciones, hace posibles unas prestaciones muy dinámicas: este compacto propulsor acelera de 0 a 100 Km./h en 14,7 segundos y alcanza una velocidad punta de 161 Km./h. Pese a estas buenas prestaciones se contenta con un promedio de sólo 4,9 litros de gasóleo cada cien kilómetros.

Un moderno cambio manual de cinco velocidades Las tres motorizaciones del nuevo Fox utilizan el cambio manual de cinco marchas MQ200 de Volkswagen. M significa el accionamiento manual, Q indica el uso de unidades propulsoras de posición transversal, 200 se refiere al par máximo de giro de 200 Newton/metro.

Tren de rodaje

El confort de conducción y la seguridad ocuparon un primer plano en el desarrollo del tren de rodaje del Fox. Y este placer de conducir se manifiesta porque el Fox no se presta ni al subviraje ni al sobreviraje, porque toma las curvas con máxima presteza y sencillamente muestra la agilidad de un automóvil compacto y de extraordinaria nobleza. Y este es el segundo aspecto positivo de este chasis: que, en circunstancias normales, nunca pierde la calma – toda una garantía de seguridad activa, pionera en este segmento.

La base técnica que lo hace posible la forman un eje delantero McPherson y uno posterior semi-independiente de brazos interconectados. Esto, unido a la dirección asistida electro hidráulica, perfecciona el comportamiento dinámico y la seguridad de marcha, lo mismo que el ESP.

Eje delantero. El eje delantero McPherson con brazos transversales triangulados en la parte inferior muestra de un modo ejemplar el potencial técnico del nuevo Fox. Característico de este compacto es un subbastidor de poco peso, que ya no es de una sola pieza, sino que consta de un travesaño de pared doble de chapa de acero soldada por láser y de dos consolas de aluminio de construcción ligera. Ventajas de este sistema modular: el cuerpo del eje se puede adaptar con gran exactitud a los diferentes motores y conducciones de gases de escape. Además, la utilización del subbastidor disminuye los ruidos de rodadura y optimiza el comportamiento de marcha y las cualidades anticolisión.

Al mismo tiempo, la amplia vía (1.428 mm delante y 1.424 mm detrás) favorece la conducción de tipo deportivo: su influencia es claramente positiva en la manejabilidad del nuevo modelo.

Dirección asistida electro hidráulica. Además de la suspensión de las ruedas delanteras, de sofisticado diseño, los conductores del Fox pueden disfrutar de la ultramoderna dirección asistida electro hidráulica adaptable. En función de la velocidad y del peso del vehículo, este sistema de asistencia a la dirección se regula mediante una bomba eléctrica que suministra más o menos presión al sistema hidráulico. Ventaja: el control de la bomba, optimizado según las necesidades, reduce a un mínimo el consumo de energía. Mientras que con los dispositivos de ayuda a la dirección convencionales la presión se mantiene de un modo permanente, la dirección asistida electro hidráulica (por ejemplo en rectas) sólo precisa de un consumo de corriente muy reducido.

Eje posterior. El moderno eje posterior semi-independiente de brazos interconectados del Fox se utilizó por vez primera en el Polo actual. Su característica especial consiste en que al travesaño que une ambas ruedas posteriores se le dio una forma de perfil en V con geometría especial. Gracias a los grosores de pared variables y definidos con precisión, este elemento posee exactamente las cualidades torsionales necesarias para conseguir un comportamiento de marcha neutral. No se precisa una barra estabilizadora adicional – lo que también contribuye a reducir el peso de este eje posterior.

Unos silentblocs sobredimensionados unen las suspensiones de las ruedas con el chasis. En virtud de su posición inclinada, cuando se someten a fuerzas laterales generan una corrección de la convergencia, lo que, sobre todo a velocidades elevadas, contribuye a mejorar la estabilidad de marcha. El dimensionado de los silentblocs proporciona un buen confort de rodadura. Además, la disposición por separado de muelles y amortiguadores mejora las cualidades de confort y, permite un diseño de la plataforma del maletero más diáfana, con mayor capacidad de carga.

Economía

Lo que realmente cuesta un automóvil no se puede determinar en ningún caso sólo por su precio de compra. Los gastos de combustible, reparaciones y mantenimiento, así como impuestos, seguros y la baja depreciación del mismo, forman parte del coste total. La calidad típica de la marca como garantía del mejor mantenimiento de valor en su segmento

Reducidos costes de seguro. Volkswagen se ha preocupado de que este vehículo pueda presentarse en su segmento con los costes de gestión más económicos. Su facilidad de reparación optimizada, gracias a su concepto de construcción, hace que, entre otras cosas, haya sido incluido en las modalidades muy favorables de las clases de seguro a todo riesgo. Por otra parte, la elevada calidad de fabricación y acabado es lo que hace que el nuevo Fox sea a largo plazo un automóvil de precio especialmente favorable.

Indicador de intervalos del Servicio. Finalmente, las reducidas necesidades de mantenimiento contribuyen a disminuir los costes del nuevo Fox. En lugar de fechas fijas de inspección y de cambio de aceite, el indicador de intervalos del Servicio avisa cuándo se ha de efectuar el próximo mantenimiento, basándose en el uso real. Hasta entonces pueden recorrerse hasta 30.000 kilómetros, aunque no se han de sobrepasar dos años.

Producción

Producción de alta tecnología, calidad de primera clase. La fábrica de montaje en Brasil, una de las más modernas del Grupo y de toda Sudamérica, cuenta con 145 nuevos robots de producción adicionales.

El nuevo Fox sale de las líneas de producción en Curitiba, Brasil. En la fábrica de Volkswagen São José dos Pinhais – en la que hasta ahora se producían el Golf y el Saveiro, destinado al mercado sudamericano – trabajan unos 2.500 operarios, siendo una de las instalaciones de producción más modernas del Grupo. Casi la mitad de la producción anual la exporta VW a Norteamérica. Los motores de tres y cuatro cilindros del nuevo Fox se construyen en la fábrica de São Paulo.

Para la fabricación del nuevo Fox en Curitiba se han ampliado considerablemente las líneas de fabricación con 145 nuevos robots, añadidos a los 130 ya existentes. La superficie de montaje se ha incrementado en un 20 por ciento y es ahora de 2.000 metros cuadrados. La sección de prensas ocupa una superficie de 4.000 metros cuadrados.

FIS. Del control de la producción se hace cargo el innovador sistema VW FIS (sistema de control, información y fabricación). Antes y durante la producción memoriza todos los datos relevantes y, de este modo, confecciona una especie de partida de nacimiento de cada uno de los vehículos fabricados – desde la temperatura durante la proceso de pintura, pasando por los números de motor y del cambio, hasta llegar a los valores del par de apriete de los diferentes tornillos.

Se trata de que el proceso de producción del Fox se realice conforme a los criterios más modernos. El sofisticado procedimiento de soldadura por láser junto con una automatización de elevada precisión garantizan un alto grado de resistencia a la torsión y de seguridad en casos de impacto. En fases relevantes de la construcción con acero, los puestos de medición por láser controlan continuadamente la calidad de fabricación de cada uno de los automóviles. Si una carrocería en bruto no se corresponde al cien por cien con los rigurosos criterios exigidos, se somete a un exacto control posterior para determinar las causas.

One for two. El Fox comparte con el Golf en Curitiba una línea de pintado. Gracias al uso de pinturas solubles al agua se puede prescindir prácticamente de disolventes, con lo que se contribuye a una producción compatible con el medio ambiente. La elevada resistencia contra la corrosión de la carrocería galvanizada se basa principalmente en una capa protectora especial: cera calentada a 120 grados penetra en cualquier cavidad, impermeabilizándola así de modo fiable. Así el Fox ofrece una garantía de doce años contra perforación por corrosión.

Para mejorar aún más la calidad, pero también para configurar de un modo más ergonómico las condiciones de trabajo, en el montaje final se ensamblan tres módulos premontados formando así el automóvil:

El extremo frontal se compone de las tomas del subbastidor delantero, sujeciones del paragolpes, radiador y cerradura del capó del motor.

El tren de rodaje comprende el subbastidor delantero, suspensiones de rueda, motor y caja de cambio incluyendo las conducciones de gases de escape y depósito de combustible.

El puesto de conducción con cuadro de mandos, caja de aire, pedales, dirección y el salpicadero que cierra el habitáculo con respecto al vano motor.

Numerosos procedimientos de prueba garantizan el correcto funcionamiento de todos los vehículos. Cada unidad del Fox pasa por una cámara especial en la que se someten durante seis minutos a fuertes chorros de agua para comprobar al cien por cien la estanqueidad. Las pruebas de acústica descubren interferencias y resonancias procedentes del sistema de propulsión. En el llamado chequeo E se verifican las funciones electrónicas, desde las luces de aviso hasta la gestión del motor. Además, los motores pasan controles de funcionamiento en la fábrica de São Paulo antes de llegar a Curitiba para su montaje. Como final, todo Fox se somete a un recorrido de prueba, que incluye una pista circular para comprobar el tren de rodaje y la dirección, así como un tramo de manejabilidad con quince firmes diferentes, para detectar la aparición de ruidos. A continuación, se pasa por un tramo de alta velocidad de 1,3 kilómetros de largo en el que se controlan hasta 120 Km./h el funcionamiento perfecto del motor y caja de cambio, así como los ruidos del viento, equilibrado de las ruedas y estabilidad de marcha.

El nuevo Polo

Dinámico, fresco y seguro de sí mismo
Diseño de la carrocería
Técnica de la carrocería
Interior
Equipamiento de serie
Motores / cajas de cambios
Chasis
Polo: 30 años de éxito
Cronología del Polo

Dinámico, fresco y seguro de sí mismo


Una nueva identidad de marca caracteriza la cara del best-seller
La dinámica y la fortaleza de carácter ponen un nuevo acento

Treinta años después, el nuevo Polo se presenta más dinámico y más fresco que nunca. En especial, la nueva parte frontal con la rejilla del radiador en forma de V hace que el Polo se sitúe en la vanguardia estética y se alinee entre los modelos Volkswagen de más reciente aparición.

Y sin embargo, el Polo se basa en virtudes ya probadas. Este modelo emblemático sigue marcando las pautas de su categoría, ahora con un look más dinámico. A su excepcional estabilidad se suman un conjunto de detalles innovadores que no dejan ningún deseo por satisfacer: Buenas dimensiones en su interior, sofisticados elementos de mando, un salpicadero de disposición ergonómica y luminosa y unos asientos de primera clase hacen que todos los ocupantes se sientan perfectamente cobijados en el Polo.

Se ha conservado, sobre todo, el aire simpático del Polo, aunque su exterior tiene ahora un efecto más maduro y más actual. Las formas del nuevo Polo gustan más que nunca a los clientes más exigentes: encaja igual de bien como coche familiar práctico y confortable en la ciudad, que como convincente modelo compacto para el día a día, o como alternativa dinámica y juvenil para los conductores más jóvenes, que aprecian especialmente las formas atractivas e inconfundibles.

La parte frontal, con una configuración totalmente nueva, confiere al Polo un aspecto más atlético y poderoso. Una nueva forma de interpretar el tema de la V. Una línea muy marcada se extiende desde los pilares A, hasta la rejilla del radiador, pasando por el capó. De este modo, integra la forma tridimensional de la parte frontal, que también viene determinada por una muy clara división en sentido horizontal.

La cara del nuevo Polo la marcan de forma decisiva sus faros. Se definen como un elemento trapezoidal reforzado por el destacado elemento circular de los faros principales. Una forma imaginativa de interpretar el tema. Los diseñadores han jugado con el característico símbolo circular, demostrando una gran creatividad y han logrado crear unos toques fascinantes. También en el borde inferior de los faros principales, que penetra con una curvatura en los paragolpes. En esta curvatura se encuentran los intermitentes delanteros, mientras que los intermitentes laterales están integrados en las carcasas de los retrovisores exteriores.

Con esta configuración de la parte frontal, el Polo conserva su simpático carácter, mientras que la modernidad de sus formas, le sitúan al nivel de una clase superior. En comparación con su antecesor, el nuevo frontal incrementa la longitud del nuevo Polo en 19 milímetros, hasta alcanzar una longitud total de 3.916 milímetros. La anchura (1.650 milímetros) y la altura (1.465 milímetros) se corresponden con el modelo ofrecido hasta el momento.

También en la parte trasera encontramos este toque dinámico. La luneta posterior presenta en la parte inferior del borde un recorte muy marcado en forma de V, que confiere al Polo una visión deportiva y muy actual. Se repite el tema de la V interpretado ya en la configuración del frontal. Su personalidad independiente y el carácter dinámico también se transmiten a través de las nuevas luces traseras, que adoptan en su diseño los elementos circulares del frontal y confieren a la parte trasera del nuevo Polo su toque inconfundible.

En el lateral, el Polo presenta una configuración tan definida como convincente. Una característica típica que permanece en el Polo es la acentuación de sus dos versiones de carrocería disponibles: mientras que el dos puertas, con su línea lateral ascendente, aparece dinámico y presenta unos rasgos casi de coupé, la versión de cuatro puertas, idónea para la familia, subraya el formato y la solidez con su clara estructuración y la tercera ventanilla lateral en el pilar C.

En su generación más joven, el Polo se ofrecerá con tres niveles de equipamiento Match, Advance y Sportline. Además de las excelentes características de confort y seguridad en estos tres estos niveles, el nuevo Polo dispone de otros detalles de equipamiento nuevos. Entre éstos se cuentan un asistente de frenado, el control de distancia de aparcamiento, el indicador de baja presión de neumáticos y la función de ‘coming home’ de las luces de cruce. Con estas características, el Polo marca la pauta y reúne un diseño exigente y moderno con un equipamiento avanzado, correspondiendo a los deseos de los clientes más progresistas. Otra novedad la constituye la opción de las lunas trasera y lateral tintadas con vidrio de barrera térmica.

El nuevo Polo dispone de serie de airbag frontal y lateral en ambos asientos delanteros, que brindan un elevado grado de seguridad a los ocupantes en caso de impacto. De forma opcional se ofrece un sistema de airbag de cortina en todas las ventanas laterales.

La seguridad en la conducción viene reforzada por el programa electrónico de estabilidad (ESP), que se ofrece de serie en combinación con motorizaciones a partir de 74 kw / 100 cv y de forma opcional en las demás motorizaciones.

Como parte integrante del ABS de serie, el Polo dispone por primera vez con un sistema de asistencia de frenada de emergencia, que refuerza la presión de frenado, ayudando de forma eficaz al conductor en situaciones límite.

Otra característica de seguridad ofrecida por vez primera en el Polo es la indicación de la presión de los neumáticos. Se ofrece de forma opcional y avisa al conductor a través de un piloto luminoso en el salpicadero cuando la presión de aire en los neumáticos desciende, amenazando un deterioro en los mismos. Por primera vez se puede suministrar el Polo con la función coming home de las luces de cruce (en el modelo Comfortline de serie). Con ella, el Polo alumbra el camino del conductor en sus primeros pasos, aunque éste ya haya abandonado el vehículo.

Igual de práctico es el control de distancia de aparcamiento, especialmente en el tráfico de la ciudad. Con los sensores integrados en el parachoques trasero facilita el aparcamiento en plazas reducidas o estrechas, así como la maniobra en el garaje.

El nuevo Polo se presenta más moderno también en su interior. El nuevo toque lo dan unos materiales de alta calidad, con un diseño exclusivo y fresco. Todos los materiales empleados presentan la calidad habitual de Volkswagen. Además del grafismo de los instrumentos, minuciosamente estudiado, se emplean nuevos volantes. La versión inicial dispone de un nuevo volante de cuatro radios, mientras que el volante de cuero opcional (de serie en la versión Sport) presenta un diseño moderno de tres radios, con una gran placa de impacto central.

El elevado nivel del Polo también se refleja en el equipo de audio "RCD 200", que se puede combinar de forma opcional con cuatro u ocho altavoces. Este equipo de radio dotado de reproductor de CD está diseñado en un generoso formato 2 DIN y su forma encaja perfectamente en el atractivo salpicadero del Polo.

Se puede elegir entre cinco versiones de gasolina con una gama de potencias de 40 kw / 55 cv a 74 kw / 100 cv, así como entre cuatro modernísimos motores TDI de 51 kw / 70 cv a 96 kw / 130 cv - con esta gama se satisfacen todas las necesidades de los clientes: tanto con su motorización básica, especialmente económica, como con la alternativa más dinámica, con el ahorro y potente par del diésel. El nuevo Polo tiene un motor adecuado para cada exigencia. Especialmente en los motores diésel, cada vez más solicitados, el Polo ofrece una gama moderna que se compone exclusivamente de motores TDI con la exclusiva tecnología bomba-inyector.

Destaca también el bajo nivel de emisiones de los motores del nuevo Polo, que tanto los de gasolina como los diésel, cumplen la norma Euro 4. El Polo demuestra su elevado potencial técnico con el motor FSI. Este motor de gasolina de inyección directa genera 63 kw / 86 cv, aunando la dinámica y el ahorro.

Con el nuevo Polo llegan además dos nuevos motores TDI, que también cumplen sin problema la norma de gases de emisión Euro 4, contándose así entre los motores diésel más ecológicos que existen. En preparación se encuentra un filtro de partículas de diésel para el nuevo Polo.

La entrada en el mundo del diésel del Polo la lidera un nuevo motor de tres cilindros de 1,4 litros con 51 kw / 70 cv, que sustituye al conocido 1.9 SDI. Si se desea una mayor potencia, tenemos el TDI de 1,4 litros, también de tres cilindros, con 59 kw / 80 cv.

Volkswagen ofrece el Polo en ocho nuevos colores: azul olimpia, plata silverbird, verde fairway, amarillo girasol, rojo invierno, rojo ocaso, azul sombra y azul tossa. No sólo son nombres que suenan bien, sino que subrayan la frescura del nuevo Polo y la actitud positiva que expresa este automóvil.

Diseño

Se acentúa el lenguaje de formas, con un fuerte carácter
Configuración muy marcada del frontal, con una nueva identidad de marca
La parte trasera presenta unos toques inconfundibles


Desde hace exactamente 30 años, el Polo está marcando la pauta en su segmento, y también su reciente puesta al día, que se basa en la cuarta generación de este best-seller, manifiesta claramente esta pretensión de liderazgo.

Desde la primera mirada, el nuevo Polo demuestra su carácter moderno. La parte frontal, con una configuración totalmente nueva, confiere al Polo una nueva forma tridimensional y un aspecto más atlético y poderoso que antes. Se ve más dinámico, maduro, y con su acentuado lenguaje de formas, aparece más fresco, encajando perfectamente en los tiempos actuales.

El nuevo Polo es, después del nuevo Passat, el segundo Volkswagen que muestra la nueva cara de la marca. Con este lenguaje de formas, la dinámica y la emoción pasan a un primer plano, ofreciendo una multitud de posibilidades de interpretación.

El nuevo Polo, con su cara característica, es toda una declaración. Su frontal demuestra de forma muy personal el tema de la V, presentado con gran efecto en los estudios del concepto. Una línea muy marcada se extiende desde los pilares A hasta la rejilla del radiador, pasando por el capó. De este modo integra la forma extremadamente tridimensional de la parte frontal, que también viene marcada por una división muy acentuada en sentido horizontal.

Los particulares faros redondos siguen siendo un elemento característico. Los faros ejercen una influencia decisiva en la cara del nuevo Polo. Se definen como un elemento trapezoidal que es reforzado por un destacado elemento circular: los faros principales.

Los diseñadores han jugado con el símbolo circular característico demostrando una gran creatividad, y han logrado unos toques muy especiales como, por ejemplo, en el borde inferior de los faros principales, que penetra en forma de bolsillo en los paragolpes. En esta curvatura se encuentran los intermitentes delanteros, mientras que los intermitentes laterales están integrados en las carcasas de los retrovisores exteriores.

En los faros se demuestra cuánto margen existe para las variaciones de configuración que se abren con la nueva cara de Volkswagen. Y dejan espacio para propuestas estéticas que subrayan el valor del diseño hasta en los detalles más sutiles . Por ejemplo, en las bombillas de los faros principales, que emiten su luz sobre la calzada a través de una filigrana con el signo de VW integrado.

Con esta configuración de la parte frontal, el Polo conserva, por una parte, el carácter simpático de la generación de modelos existente hasta ahora, pero al mismo tiempo, la modernidad del lenguaje de sus formas, que equivale a una clase superior. En comparación con su antecesor, el nuevo frontal incrementa la longitud del nuevo Polo en 19 milímetros, que tiene ahora una longitud total de 3.916 milímetros. La anchura (1.650 milímetros) y la altura (1.465 milímetros) se corresponden con el modelo ofrecido hasta el momento.

Acentos dinámicos en la configuración de la parte trasera. También la parte trasera incorpora ese toque dinámico característico. La luneta presenta en la parte inferior del borde un recorte muy marcado en forma de V, que confiere al Polo una visión más actual y deportiva. De este modo, aunque de forma discreta e imperceptible, pero con gran efecto, se repite el tema de la V interpretado en la parte del frontal.

La autonomía y el carácter dinámico también se transmiten a través de las nuevas luces traseras, que adoptan en su diseño los elementos circulares del frontal y confieren a la parte trasera del nuevo Polo un toque inconfundible. Junto con la nueva luneta posterior, también la visión trasera muestra un carácter más dinámico.

Caracteres distintos de las dos versiones de carrocería. En la línea lateral, el nuevo Polo continúa con el estilo de su antecesor, sobresaliendo por un diseño tan inconfundible como convincente. Una característica típica que permanece en el Polo es la acentuación de sus dos versiones de carrocería disponibles: mientras que el dos puertas, con su línea lateral ascendente, aparece dinámico y presenta unos rasgos casi de coupé, la versión de cuatro puertas, idónea para la familia, subraya el formato y la solidez gracias a la tercera ventanilla lateral en el pilar C.

Equipamiento

Nuevos detalles de equipamiento para un mayor confort y seguridad
Máxima funcionalidad para la vida diaria


En su generación más joven, el Polo se ofrecerá con tres niveles de equipamiento Match, Advance y Sportline. Estas tres líneas de equipamiento con sus excelentes características de confort y seguridad, permanecen fieles al ya elevado nivel de la generación anterior. Además, el nuevo Polo destaca por otros detalles de equipamiento que se van a ofrecer por primera vez, brindando al cliente nuevas perspectivas, tanto en seguridad como en confort. Entre éstas se cuentan un asistente de frenado de emergencia, el control de distancia de aparcamiento, la indicación de presión de neumáticos y la función de ‘coming home’ de las luces de cruce. Con estos elementos, el Polo marca la pauta y unifica un diseño exigente y moderno con un equipamiento avanzado, respondiendo a los deseos de los clientes más exigentes. Otra novedad es la opción de las lunas trasera y lateral tintadas con vidrio especial de barrera térmica, que dejan pasar tan sólo el 35 por ciento de los rayos solares.

Airbags frontal y lateral de serie, airbags para la cabeza opcional. El nuevo Polo dispone de serie de airbag frontal y lateral y tensores de cinturón en ambos asientos delanteros, que brindan un elevado grado de seguridad a los ocupantes en caso de impacto. De forma opcional, también se puede adquirir un sistema de airbag de cortina para las ventanas laterales, protegiendo así a los ocupantes, tanto de los asientos delanteros como traseros. El airbag del acompañante se puede desactivar en la guantera con la ayuda de la llave de contacto. Esto puede ser necesario, por ejemplo, cuando en el asiento del acompañante se va a instalar una silla infantil. Para una fijación segura de las sillas infantiles, en el respaldo trasero se dispone de dos preinstalaciones de anclajes ISOFIX; opcionalmente también se puede adquirir un asiento infantil integrado.

La seguridad en la conducción viene reforzada de forma eficaz por el programa electrónico de estabilidad (ESP) que se ofrece de serie en combinación con motorizaciones a partir de 74 kw / 100 cv y de forma opcional en las demás motorizaciones.

Seguridad gracias al asistente de frenado de emergencia y a la indicación del control de presión de los neumáticos. En su generación más joven, el Polo ofrece otras características de equipamiento que, como el modelo más aceptado de su segmento, le hacen aun más seguro. Así, el Polo se equipa de forma general con un ABS que incorpora el sistema de frenada de emergencia. Este asistente de frenado, ayuda eficazmente al conductor en las situaciones límite, reforzando la fuerza del pedal de freno cuando el sistema detecta una frenada de emergencia. De este modo se reduce la distancia de frenada.

Otra característica de seguridad ofrecida por vez primera en el Polo la constituye la indicación del control de presión los neumáticos. Se ofrece de forma opcional y avisa al conductor a través de un piloto luminoso en el salpicadero cuando la presión de aire en los neumáticos desciende, amenazando un deterioro en los mismos.

Llegar seguro a casa con la función ‘coming home’. Dos novedades más hacen que el Polo sea aun más confortable. Así, el Polo se puede suministrar por primera vez con la función ‘coming home’ de las luces de cruce (en el modelo Comfortline de serie).

Todo el mundo conoce esa situación, cuando uno se para de noche en el acceso al garaje o se detiene en un sitio mal iluminado para aparcar. Después de salir del coche, es difícil orientarse en la oscuridad. El nuevo Polo resuelve esa situación presentando con este sistema una característica de equipamiento sobresaliente en su clase. Cuando el conductor del Polo ha llegado a su destino, después de apagar el motor, puede activar la luz para iluminar durante un tiempo el entorno y el camino una vez abandonado el coche. Después de que se desconecte el encendido y se saca la llave, sólo hay que activar brevemente las luces de ráfaga; a continuación, la luz de conducción se conecta de forma automática en cuanto se abre la puerta del conductor. La luz permanece conectada unos 30 segundos, antes de que se vuelva a apagar automáticamente.

Facilidad a la hora de aparcar gracias al control de distancia de aparcamiento. Otra característica que se ofrece por primera vez en el nuevo Polo, ha resultado ser imprescindible: el control de distancia de aparcamiento. Este control de distancia de aparcamiento integrado en el paragolpes trasero es de gran ayuda, especialmente en el tráfico de la ciudad.. El control de distancia de aparcamiento no sólo facilita el aparcamiento en pequeños espacios y al maniobrar en el garaje, sino que también previene atropellos involuntarios.

Equipamientos especiales para un confort personalizado. Además de estos nuevos elementos de equipamiento, el nuevo Polo se puede adaptar óptimamente a las necesidades y exigencias individuales del cliente gracias a una multitud de equipamientos especiales.

Estos opcionales incluyen, por ejemplo, el sensor de lluvia, incluyendo retrovisor interior antideslumbrante automático, un asiento infantil integrado, carrocería deportiva con una adaptación más rígida de la suspensión y chasis rebajado aproximadamente 15 milímetros, sistema de navegación, así como ruedas deportivas de aleación ligera en diferentes tamaños y diseños diversos. Relación de los elementos de equipamiento más importantes del Polo Match:

  • Módulo color (carcasas retrovisores, manetas de las puertas y molduras laterales pintadas en el color de la carrocería)
  • Paragolpes en color de la carrocería
  • Luces intermitentes laterales blancas
  • Intermitentes integrados en los retrovisores
  • Cristales antitérmicos tintados en verde
  • Antena en el techo con amplificación electrónica
  • Llantas de acero de 5J x 14 con embellecedores integrados y neumáticos 165/70 R 14
  • Carrocería completamente galvanizada
  • Posavasos en la consola central
  • Asientos delanteros regulables en altura con cajones integrados
  • Asiento y respaldo posterior totalmente abatible
  • Tapizado ‘SELECT’
  • Espejo de cortesís con tapa en el parasol del conductor y del acompañante
  • Banco de asientos y respaldo trasero sin división plegables
  • Volante de dirección de cuatro radios
  • Cubierta del espacio del maletero
  • Bandeja portaobjetos en el tablero de mandos
  • Guantera en el lado del acompañante
  • Alfombrillas textiles delanteras y traseras
  • ABS
  • Airbags de gran tamaño para conductor y acompañante
  • Airbags laterales para conductor y acompañante
  • Tres reposacabezas traseros
  • Cinturones de seguridad delanteros de tres puntos, regulables en altura y con pretensores
  • Cinturones de seguridad traseros automáticos de tres puntos (en las cuatro puertas regulables en altura)
  • Un cinturón de seguridad en el asiento central automático de tres puntos
  • Predispositivo de anclaje de sillas de niños en asientos posteriores de acuerdo a la norma ISOFIX
  • Frenos de disco delanteros autoventilados
  • Inmovilizador electrónico
  • Indicativo número de bastidor en luneta delantera (VIN)
  • Paquete eléctrico: elevalunas eléctricos delanteros
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Dirección asistida electrohidráulica
  • Cenicero en el salpicadero con iluminación
  • Fijación para botiquín y triángulo de emergencia
  • Salidas de aire regulables y desempañadores para el parabrisas y lunetas laterales
  • Preinstalación de audio con 4 altavoces
  • Limpiaparabrisas con conmutación de dos intervalos
  • Sistema de lavado de luneta trasera con conmutación de intervalos
  • Zumbador de aviso para luz no desconectada
  • Regulación del alcance de la luz de los faros
  • Columna de dirección regulable en altura y profundidad
  • Iluminación interior con desconexión retardada
  • Iluminación de los instrumentos con luz azul; iluminación de los interruptores en color rojo
  • Tapa de depósito de combustible con cierre y llave
  • Protección de los bordes de la carga
  • Lunetas termoabsorbentes tintadas en verde
  • Luz de maletero

    El Polo Advance - importante equipamiento adicional respecto al Match

  • Llantas de acero 6J x 14 con neumáticos 185/60 R 14 y embellecedores integrados
  • Asideros amortiguados
  • Banco de asientos y respaldos traseros divididos en 1/3, 2/3 plegables y con reposabrazos
  • Tapizado y revestimientos de las puertas en tejido raso
  • Asientos delanteros confort con función Easy Entry
  • Climatic
  • Radio CD – 200
  • Indicador multifuncional (MFA)
  • Iluminación de los instrumentos regulable de color azul; iluminación de los interruptores en color rojo
  • Claxon de doble tono

    El Polo Sportline - importante equipamiento adicional respecto a Advance

  • 4 llantas de aleación ligera 6J x 14 ‘Misano’ con neumáticos 185/60 R 14 y seguro antirrobo
  • 4 llantas de aleación ligera 6J x 14 ‘Charade’ con neumáticos 185/60 R 14 y seguro antirrobo (para Polo TDI 130 cv)
  • Rejilla radiador delantera cromada
  • Volante de 3 radios de cuero
  • Palanca de freno de mano y pomo de la palanca de cambio en cuero
  • Tapizado Fly y revestimientos de las puertas en tejido raso
  • Asientos delanteros deportivos
  • Elementos decorativos cromados en el cuadro de instrumentos
  • Suspensión deportiva
  • Faros antiniebla
  • Alarma antirrobo con control de habitáculo

    Relación de los equipamientos opcionales más destacados del nuevo Polo:

  • Paquete ‘Cool and Sound’ (Climatic y radio RCD 200, sólo para el Polo Trendline)
  • Cargador de CD para 6 CD (debajo del asiento del acompañante)
  • Paquete de aseguramiento del equipaje (compartimento insertable en el fondo, red portaequipajes)
  • Dispositivo regulador de la velocidad
  • Asiento infantil integrado
  • Sistema de aire acondicionado ‘Climatronic’ con regulación totalmente automática
  • Sistema de airbag para la cabeza para los ocupantes delanteros y traseros
  • Preparación universal para teléfono móvil con dispositivo de manos libres
  • Tapicería de cuero
  • Paquete de equipamiento ‘Luz y visión’ con sensor de lluvia y función ‘coming home’
  • Control de distancia de aparcamiento
  • Radio RCD 200 con cuatro u ocho altavoces
  • Sistema de radionavegación con display monocromo
  • Indicación de control de presión de neumáticos
  • Techo de vidrio corredizo abatible accionado eléctricamente
  • Asientos delanteros con calefacción
  • Paquete de invierno con eyectores limpiaparabrisas delanteros calefactables, sistema lavafaros, asientos delanteros con calefacción
    Interior

    La funcionalidad se alía con el espacio y la calidad
    Ergonomía y acabados de primera clase
    Materiales de alta calidad, con un diseño fresco y alegres colores

    El nuevo Polo es más moderno también en su interior, luciendo unos materiales de alta calidad, con un diseño exclusivo y juvenil. En la generación actual del Polo se abren nuevas perspectivas para el conductor. Además del grafismo de los instrumentos, minuciosamente estudiado, se emplean nuevos volantes. El volante de cuatro radios que se ofrece en la versión básica presenta una óptima ergonomía.

    El volante de cuero opcional presenta un diseño moderno de tres radios, con una gran placa de impacto central. Esta configuración y los materiales empleados, proporcionan al nuevo Polo un innegable aspecto exclusivo.

    El elevado nivel del Polo también se refleja en el nuevo equipo de audio "RCD 200", que se puede combinar de forma opcional con cuatro u ocho altavoces. Este equipo de radio dotado de reproductor de CD está diseñado en un generoso formato 2 DIN y su forma encaja perfectamente en el atractivo salpicadero del Polo. Unos pulsadores grandes con un diseño inconfundible hacen que el manejo del equipo de audio se convierta en un juego de niños.

    El maletero ofrece varias posibilidades de uso. El Polo también está e ingeniosamente concebido y resulta muy práctico cuando se trata de transportar equipaje. El maletero del Polo posee un volumen de casi 270 litros, que se puede ampliar con unas pocas maniobras. El respaldo partido con una proporción de 60/40 y abatible, (disponible según versión), permite ampliar la capacidad del maletero hasta 1.030 litros.

    Igualmente concebido está el paquete opcional de aseguramiento del equipaje. Éste incluye, además de un compartimento insertable en el fondo del maletero, una red portaequipajes que se puede usar como bolso.

    Motores

    Las modernas motorizaciones brindan diversión en la conducción y protección medioambiental
    Nuevos motores TDI para entrar en el programa diésel
    Todos los motores cumplen la norma Euro 4

    Se puede elegir entre cinco versiones de gasolina con una gama de potencias de 40 kw / 55 cv a 74 kw / 100 cv, así como entre cuatro modernísimos motores TDI de 51 kw / 70 cv a 96 kw / 130 cv - con esta gama se satisfacen las necesidades más variadas de los clientes: tanto en su motorización básica especialmente económica, su alternativa dinámica, como con el ahorro y potente par del diésel. –El nuevo Polo tiene un motor adecuado para cada exigencia. Especialmente en los motores diésel, el Polo ofrece amplia gama que se compone exclusivamente de motores TDI con la exclusiva tecnología de bomba-inyector.

    El elevado nivel de los motores Polo también se distingue por su bajo nivel de emisiones. Todos los motores de gasolina y diésel cumplen la norma de gases de emisión Euro 4. En preparación se encuentra un filtro de partículas que será instalado en el nuevo Polo.

    Otro punto fuerte de los motores son los intervalos de mantenimiento. No se especifican rígidamente, sino que son transmitidos al conductor a través de la indicación de intervalos de mantenimiento, de modo que este servicio no vence hasta después de dos años o máximo 30.000 kilómetros.

    Polo 1.2 2V con 40 kw / 55 cv. El motor de 1,2 litros con 40 kw / 55 cv constituye el ejemplo más económico del programa de motores. Este motor de tres cilindros y dos válvulas reúne ahorro y la técnica más moderna. Gracias a su árbol contra-rotante, este pequeño motor de tres cilindros presenta una marcha que no envidia en nada a las de un motor de cuatro cilindros. Su arquitectura de tres cilindros en línea le proporcionan un nivel más bajo de consumo, con una cifra homologada de solamente 5,8 litros de gasolina súper en 100 kilómetros.

    Polo 1.2 4V con 47 kw / 65 cv. El segundo candidato entre los motores Otto ofrecidos para el Polo cuenta también con un motor de tres cilindros y 1,2 litros de cilindrada. Una diferencia esencial respecto al motor básico se encuentra en la culata, donde este motor presenta cuatro válvulas por cilindro. Este motor, especialmente apreciado por los clientes en la generación anterior del Polo, se beneficia de este modo de una mayor potencia, reduciendo al mismo tiempo el consumo. El motor de tres cilindros de 47 kw / 65 cv consume un promedio de tan sólo 5,9 litros de combustible.

    Polo 1.4 4V con 55 kw / 75 cv. Este motor de 1,4 litros de cilindrada está construido como cuatro cilindros y ofrece con sus 55 kw / 75 cv el potencial suficiente para unas prestaciones muy dinámicas. A partir de 2.200 rpm este motor rinde el 90 por ciento de su par máximo, que alcanza su máximo con 126 Nm. Además del alegre despliegue de potencia, este motor de 1,4 litros convence por un nivel de consumo especialmente bajo en el ámbito de carga parcial, y tampoco el consumo total de un promedio de 6,4 litros de súper a los 100 kilómetros incrementa demasiado los gastos de mantenimiento del nuevo Polo con esta motorización.

    Opcionalmente, este Polo 1.4 puede equiparse con un cambio automático de cuatro velocidades.

    Polo 16V con 74 kw / 100 cv. Quien a la hora de elegir el tipo de motor sólo quede satisfecho con potencias de tres cifras, encontrará la respuesta adecuada en la segunda variante de motor con cilindrada de 1,4 litros. Este motor está estrechamente emparentado con el motor de 55 kw, pero se optimizó en algunos detalles en favor de un mayor aprovechamiento de la potencia. Así, se modificó todo el conducto de aspiración y se dotó de colectores de admisión y escape ampliados. Junto con otro árbol de levas se posibilitó un mayor caudal de aire, que contribuye a incrementar el nivel de potencia. En consecuencia, el resultado son 188 km/h de velocidad máxima.

    Polo 1.4 FSI con 63 kw / 86 cv. La alternativa más moderna de los motores de gasolina en el programa del Polo la constituye el motor de 1,4 litros con inyección directa de gasolina (FSI). Con 63 kw / 86 cv de potencia forma la unión perfecta entre la dinámica y ahorro: Tal como es habitual en los motores FSI de Volkswagen, este motor también convence con unos valores de consumo extremadamente bajos. El Polo FSI consume un promedio de tan sólo 5,8 litros de gasolina súper a los 100 kilómetros. La ventaja del consumo en comparación con un motor de gasolina de mezcla convencional se pone de manifiesto sobre todo en el tráfico en la ciudad. Ahí, el Polo FSI consume un 13 por ciento menos de combustible que un motor de cuatro cilindros convencional.

    Polo 1.4 TDI con 51 kw / 70 cv. Con el nuevo Polo llegan además dos nuevos motores TDI a la gama. Al igual que los motores TDI ya conocidos, éstos cumplen la norma de gases de emisión Euro 4. El primer representante de los diésel del Polo lo constituirá a partir de ahora un 1,4 litros con 51 kw / 70 cv. Este motor de tres cilindros equipado con unidades de bomba-inyector genera, tal como es costumbre para los de su tipo, un elevado par a bajas revoluciones: con 1.600 rpm, este motor de tres cilindros ya desarrolla 155 Nm. Esto se combina con una gran retención en el consumo de combustible. Este nuevo diésel consume de promedio solamente 4,5 litros a los 100 kilómetros.

    Polo 1.4 TDI con 59 kw / 80 cv. Hay otro TDI nuevo en el programa actual del Polo, también cuenta con tres cilindros y dispone de una cilindrada de 1,4 litros. Pero con 59 kw / 80 cv, ofrece un perceptible plus en potencia respecto al diésel básico. Unas modificaciones en la gestión electrónica del motor, así como una adaptación del caudal de combustible, proporcionan a este motor de tres cilindros un plus en potencia y par. Con un par máximo de 195 Nm a 2.200 rpm, el motor de tres cilindros proporciona unas prestaciones muy brillantes y una capacidad de empuje imponente. En esta motorización, el Polo alcanza una velocidad máxima de 174 km/h –y, como una de las virtudes típicas de los TDI, sigue siendo extremadamente económico: este TDI se contenta en con un consumo promedio de tan sólo 4,4 litros de gasoil.

    Polo 1.9 TDI con 74 kw / 100 cv. El carácter ahorrador de un motor diésel y la dinámica de un accesorio deportivo. Unir estas dos cualidades es hoy una obviedad para los modernos motores diésel de Volkswagen. También los dos TDI de cuatro cilindros disponibles para el Polo logran esta característica con valentía. El motor de 1,9 litros con 74 kw / 100 cv garantiza unas prestaciones extremadamente brillantes con un nivel de consumo muy reducido. Esta motorización permite tanto una velocidad máxima de 188 km/h como un nivel de consumo medio de tan sólo 4,9 litros de gasoil a los 100 kilómetros. Con un par máximo de 240 Nm, el Polo consigue con esta motorización unos valores de aceleración sorprendentes.

    Polo 1.9 TDI con 96 kw / 130 cv. Con el motor TDI de 1,9 litros de cilindrada, pero con 96 kw / 130 cv de potencia, el Polo despliega realmente cualidades de deportista. También el par máximo de 310 Nm a sólo 1900 rpm contribuye por su parte a las impresionantes cualidades del Polo. Para la aceleración de 0 a 100 km/h, este compacto deportista diésel sólo necesita 9,2 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 206 km/h. Con esta deportiva motorización encaja a la perfección el cambio de marchas de seis velocidades, con el que el Polo viene equipado de serie en su motorización diésel más potente.

    Tres versiones de cambio disponibles. Cuatro, cinco o seis velocidades - así se define la oferta actual de cajas de cambio para el nuevo Polo. En la mayor parte de los modelos se utiliza un cambio de marchas manual de cinco velocidades, empleándose para los motores TDI de mayor par un cambio de marchas adaptado especialmente a estas exigencias.

    Quien desee viajar con especial confort en el Polo y los que odien pisar con frecuencia el pedal del embrague cuando el tráfico se retiene, encontrará la respuesta adecuada en la versión automática del Polo. En combinación con el motor de explosión de 1,4 litros con 55 kw / 75 cv de potencia, Volkswagen ofrece de forma opcional un cambio de marchas automático de cuatro velocidades.

    Por el contrario, los conductores deportivos son todo menos vagos a la hora de cambiar de marcha, por lo que es perfectamente consecuente que el motor TDI del Polo deportivo, con 96 kw / 130 cv de potencia, vaya equipado de serie con un cambio de marchas de seis velocidades. Transmite de forma fiable el elevadísimo par de este motor a las ruedas motrices y permite un rápido cambio de marcha, adecuado a cualquier circunstancia de la conducción.

    Carrocería

    La calidad de la carrocería al máximo nivel
    Una elevada resistencia a la torsión mejora el confort y la seguridad
    Doce años de garantía contra la corrosión por oxidación


    La calidad extraordinaria de las carrocerías es una de las cualidades principales de Volkswagen. Por eso, el nuevo Polo continúa de forma consecuente la pauta marcada por la generación anterior del Polo. El elevado estándar de calidad de la carrocería se hace patente incluso para los profanos tomando como ejemplo el encaje exacto de las piezas, con unas juntas extremadamente estrechas. Un signo inconfundible de que el Polo presenta una elevada resistencia a la torsión. Ésta no sólo previene ruidos indeseados dentro de la estructura de la carrocería, sino que también contribuye a la elevada seguridad de los ocupantes. La estructura de seguridad de la carrocería brinda una protección óptima en caso de accidente. La carrocería también está perfectamente protegida de la corrosión; Volkswagen concede por ello una garantía de doce años contra la corrosión por oxidación.

    El nuevo Polo es 19 milímetros más largo que el antecesor, alcanzando así una longitud total de 3.916 milímetros. Con una anchura de 1.650 milímetros y una altura de 1.465 milímetros, el Polo personifica la utilización idónea de superficie y espacio.

    Más diversión con nuevos colores. Volkswagen ofrece para la carrocería ocho nuevos colores. Azul olimpia, plata silverbird, verde fairway, amarillo girasol, rojo invierno, rojo ocaso, azul sombra y azul tossa. No sólo son nombres que suenan bien, sino que subrayan la frescura del nuevo Polo y la actitud positiva que expresa este automóvil.

    Chasis

    Seguridad y confort de conducción como lema
    La moderna construcción del chasis hace que el Polo sea aun más seguro
    La dirección electrohidráulica reduce el nivel de consumo


    En la construcción del chasis, el Polo se basa tanto en principios modernos ya probados, lo que le convierten en uno de los vehículos más seguros de su segmento. El eje delantero se ha diseñado de tipo McPherson, en el que unas guías triangulares inferiores se encargan de la estabilidad direccional. Este concepto realizado con un bastidor auxiliar optimiza el comportamiento en la conducción y la seguridad en accidentes y reduce además los ruidos de rodadura.

    Para el guiado de las ruedas traseras, Volkswagen apuesta por un eje compuesto, que contribuye de forma decisiva a su comportamiento neutro. La disposición separada de muelles y amortiguadores proporciona ventajas en el maletero, donde se puede obtener una mayor anchura de carga.

    En el nuevo Polo se emplea la probada servodirección electrohidráulica. Este sistema trabaja independientemente del número de revoluciones del motor, accionado eléctricamente y controlado según demanda. En función de la velocidad del vehículo y del peso de éste, se suministra más o menos presión al sistema hidráulico. Este sistema aporta sobre todo ventajas en el consumo de combustible: el control de la servobomba dependiente de la demanda requiere menos energía que las servobombas convencionales.

    El Polo – 30 años de rumbo con éxito

    Tres décadas marcando la pauta en su clase Amplia gama de modelos y motores

    No siempre es motivo de alegría cumplir 30 años. Al fin y al cabo, algunos contemporáneos sienten nostalgia de los frenéticos tiempos de la juventud, que de repente parecen haber desaparecido. Para un coche, en cambio, se trata de un verdadero evento cuando el desarrollo de las generaciones de modelos alcanza esta edad. Son 30 años de vida de un automóvil, que es sinónimo de calidad, seriedad, carácter y credibilidad, y que se hizo posible gracias a estas características. Con el arranque de la nueva generación de modelos, el Polo celebra este digno aniversario, razón suficiente para volver la vista atrás y repasar tres décadas de historia de éxitos del modelo.

    1975 – La primera generación. Ya en su primera generación, presentada en marzo de 1975, el Polo poseía unas propiedades esenciales a las que ha sido fiel hasta hoy y que impregnan su carácter. La tracción delantera era la garantía de una conducción segura, y el gran portón trasero representaba un detalle de equipamiento avanzado y práctico. Este vehículo pequeño, que estaba estrechamente emparentado con el Audi 50, significó poder entrar en el mundo de Volkswagen a precios moderados. Por unos 7.500 marcos (aprox. 3.600 euros) se podía adquirir la versión básica, que era propulsada por un motor de cuatro cilindros con 29 kw / 40 cv de potencia, con una cilindrada de 900 centímetros cúbicos. Ya en 1976, el Polo completó la oferta con el motor de 1,1 litros con 37 kw / 50 cv. Y sólo un año después, en 1977, la gama de modelos se amplió con otra versión de carrocería, cuando se sacó al mercado el Derby de tres volúmenes. Con un maletero de 515 litros, brindó nuevas perspectivas con unas formas de carrocería clásicas. La gran demanda de los clientes también se trasladó a los motores, pasándose a ofrecer para Polo y Derby un motor de 1,3 litros con 44 kw / 60 cv.

    1981 – La segunda generación. Justo antes del Salón de Frankfurt, se presentó en agosto de 1981 la segunda generación del Polo, con una carrocería completamente nueva que marcaba nuevas pautas. La parte trasera de gran inclinación y el mejor aprovechamiento del maletero, convirtieron al pequeño Polo en uno de los grandes. Con el respaldo abatible, el Polo alcanzaba entonces el récord de su clase con una capacidad de maletero de 1.000 litros.

    Además de las nuevas formas, el Polo también continuó evolucionando en la protección del medio ambiente. En la fórmula E (por ‘economy’) mostró un carácter especialmente ahorrador, que se logró gracias a un motor más comprimido y una cuarta velocidad más larga.

    Además del ahorro también vino la deportividad, cuando Volkswagen presentó en 1982 el Polo Coupé con un elegante trasero de gran inclinación. Este Polo no sólo tenía un aspecto deportivo, sino que, en su versión GT G40 introducida en 1986, con sobrealimentador en espiral y 85 kw / 115 cv de potencia, daba un paso al frente en lo que a pequeños deportivos se trataba. Antes, en 1983, el Polo celebró su primer millón de producción.

    Hoy en día, es difícil no encontrar los motores diésel en cualquier familia de modelos. En el Polo, el primer motor de combustión entró en el programa de modelos en 1986. El primer diésel en el modelo más pequeño de Volkswagen generaba 33 kw / 45 cv. Ya entonces formaba parte de los motores más económicos y consumía justo 6,0 litros de combustible diésel a los 100 kilómetros. El mismo año, el Polo en su versión gasolina se hizo aun más ecológico, ya que se integró en el sistema de escape del Polo el primer catalizador de primera generación. A comienzos de 1990, todos los motores de gasolina del Polo se modificaron con catalizadores más modernos.

    Una estudiada revisión de los modelos dotó al Polo en el otoño de 1990 con unos imponentes paragolpes y faros cuadrados, al tiempo que los motores ganaban unos caballos más de potencia.

    1994 – La tercera generación. La tercera generación del Polo celebró su estreno en 1994 en París. Su configuración técnica y formal presentaba una clara mejora respecto al antecesor. El diseño armónico estaba marcado por una línea lateral ascendente, los paragolpes pintados hacían parecer el Polo aún más elegante. El pequeño coche se había convertido en un gran coche, y por primera vez también se podía adquirir con cuatro puertas. Asimismo, los seguidores de las formas de carrocería clásicas encontraban el modelo adecuado cuando, en 1995, se introdujo el Polo Classic con carrocería tipo berlina. Dos años después, la familia de modelos volvió a aumentar con el Polo Variant. Los 1.260 litros de capacidad fueron un valor más que convincente para este pequeño combi. Con el motor TDI de 81 kw / 110 cv de potencia, también la nueva generación de motores TDI entró en el programa de modelos del Polo.

    En agosto de 1998 apareció el modelo estrella, el Polo GTI de 88 kw / 120 cv de potencia y con una velocidad superior a los 200 km/h, que por su edición limitada de 3.000 unidades, se agotó rápidamente.

    En su tercera generación, el Polo también pudo celebrar una multitud de récords de producción. En 1995 alcanzó su cuarto millón de unidades producidas, dos años más tarde rebasó el límite de los cinco millones y en 1999 alcanzó el sexto millón.

    El Salón de Frankfurt fue el escenario en septiembre de 1999 de la presentación de una versión muy modificada del Polo. La configuración de la parte frontal y trasera modificó su fisonomía dándole un aire equivalente a la clase superior de compactos. El incremento del atractivo y la elegancia del interior también se hacen patentes en un interior claramente transformado. Por primera vez, la carrocería del Polo estaba totalmente galvanizada, por lo que el Polo ofrece desde entonces una garantía de doce años contra la corrosión. Con los airbag frontales y ABS de serie, el Polo marcaba la pauta en esta generación. La estrella deportiva fue aquí también el GTI, que generaba ahora 92 kw / 125 cv de potencia e iba equipado de serie con ESP.

    2001 – La cuarta generación. En otoño de 2001 se estrenaba un Polo totalmente nuevo. Con sus grandes faros circulares y los faros adicionales también circulares, este Polo presentaba una cara inconfundible. A pesar de sus medidas aún compactas, este nuevo vehículo se caracterizaba por un nuevo tamaño en todos los sentidos. Tanto en longitud como en anchura, batalla y altura, superaba claramente a su antecesor. Este modelo, disponible desde el principio en versión de dos y cuatro puertas, marcaba nuevas pautas en relación con la calidad de la fabricación y los materiales, el confort, la seguridad activa y pasiva, así como con la tecnología de sus motores. El nuevo programa de motores, además de dos motores TDI, contenía también un motor de inyección directa de gasolina. A partir del otoño de 2003, el Polo Soho abrió unas perspectivas completamente nuevas, que con una mayor distancia al suelo, grandes llantas de aleación ligera y una configuración de colores extraordinaria, presentaba una personalidad muy especial.

    Hasta el día de hoy se han producido más de 8,7 millones de vehículos de este líder indiscutible en su segmento en Alemania desde hace años.

    El Polo – La cronología

    En 30 años, producidas más de 8,5 millones de unidades
    Extraordinaria gama de modelos y motores


    1975 Estreno de la primera generación con una cilindrada de 0,9 litros (29 kw / 40 cv) ó 1,0 litros (37 kw (50 cv)
    1977 Estreno de la versión de tres volúmenes Derby
    1981 Salida al mercado de la segunda generación del Polo
    1982 Inicio del deportivo Polo Coupé y la segunda generación del Derby
    1983 Se produce el Polo un millón
    1985 En lugar del Derby se ofrece el Polo berlina
    1986 Presentación del Polo Coupé GT G40 con 84 kw (115 cv) y del Polo diésel con 1,3 litros y 33 kw (45 cv); La producción alcanza la cifra 2.000.000
    1990 Todos los motores de gasolina con catalizador regulado; revisión completa de los modelos
    1991 Desde el arranque de la serie se han producido 3.000.000 de unidades del Polo
    1994 Presentación de la tercera generación del Polo
    1995 Récord de producción de 4.000.000; la gama de modelos se amplía con el Polo Open Air, Polo Colour Concept, Polo Harlekin y la versión Classic de tres volúmenes
    1996 Aniversario de la producción de 5.000.000 unidades del Polo; Salida al mercado del Polo Variant
    1998 Modelo especial Polo GTI con 1,6 litros y 88 kw (120 cv)
    1999 Revisión completa de los modelos con una nueva óptica, carrocería completamente galvanizada
    2000 Modelo de serie Polo GTI con 1,6 litros y 92 kw (125 cv); aniversario de los 25 años
    2001 Inicio de la cuarta generación del Polo. Salida al mercado del Polo berlina; estreno del Polo TDI con 96 kw / 130 cv
    2005 Generación de modelo actual, nuevos motores TDI; todos los motores cumplen la norma Euro 4


    GOLF PLUS

    Una nueva dimensión
    Habitabilidad y diseño interior
    Tren de rodaje
    Motores


    El Plus es inconfundiblemente un Golf. Mantiene su espíritu, su excelente comportamiento dinámico y su aspecto compacto, pero con un diseño propio y característico que lo hace único y diferente del Golf original. El Plus posee un carácter diferente que ofrece nuevas perspectivas y nuevas facetas.

    UNA NUEVA DIMENSIÓN

    Con 1,58 metros de alto, el Golf Plus se eleva exactamente 9,5 centímetros más que el Golf. Las medidas de largo, ancho y de distancia entre ejes confirman también la estrecha relación que existe entre el Golf y el Golf Plus. Ambos modelos miden 4,21 metros de largo y 1,76 metros de ancho, y la distancia entre ejes es de 2,58 metros.

    Aunque se utilizan gran cantidad de componentes de la mecánica, del tren de rodaje y de otros elementos del Golf, se puede decir que el Golf Plus es un vehículo totalmente nuevo desde el punto de vista de la carrocería. En lo que a esto refiere, ha sido preciso cumplir exigencias específicas en aspectos como, el comportamiento aerodinámico y el confort y dinamismo de las suspensiones.

    La carrocería del Golf Plus es más alta que la del Golf. Este detalle, la mayor abertura posterior en la carrocería y la posibilidad de regular los asientos posteriores en distancia influyen de forma muy considerable tanto en el comportamiento acústico, como en el confort de suspensiones.

    Mediante la optimización puntual y selectiva de la estructura autoportante, en una fase prematura del desarrollo del vehículo, se establecieron las bases para la insonorización y la rigidez que distinguen al nuevo Golf Plus. Con 43 y 52 hertzios, el bastidor se caracteriza por los factores de rigidez torsional y flexional más bajos actualmente. Esto es también válido no sólo para la carrocería, sino para el conjunto del vehículo con todos los elementos mecánicos montados.

    Tanto la dirección asistida, como la columna de dirección provienen del Golf, pero ha sido necesario modificar su alojamiento, ya que la posición de asiento es más alta en el Golf Plus. Como en el modelo precedente, esta dirección es de tipo electromecánico, que proporciona no sólo una precisión inigualable, sino una importante reducción en el consumo de combustible.

    El alojamiento de los asientos posteriores también ha tenido una notable influencia en el diseño de la carrocería. La posibilidad de regular la distancia de las plazas posteriores implica tener que tomar distintas medidas para amortiguar la rumorosidad en esas plazas. Esta tarea, que ocupaba un lugar destacado del pliego de condiciones de desarrollo, también ha sido cumplida a la perfección. Por eso, el Golf Plus se distingue por un elevado nivel de confort acústico.

    En su aspecto exterior, el Golf Plus puede ser identificado con facilidad como modelo de la gama Golf. Se observa en primer lugar que la característica calandra, los pilares posteriores de la carrocería y las formas y proporciones de la parte posterior poseen la misma línea estilística que ha marcado más de tres décadas de tradición Golf. Tanto en el Golf como en el Golf Plus, el capó del motor continúa homogéneamente el contorno en forma de “V” que se observa en la calandra. En el Golf, esta “V” se eleva menos entre las aletas, en tanto que en el nuevo modelo se aprecian unas proporciones contrarias: la parte central del capó en forma de “V” es más elevada, mientras que las aletas son menos prominentes en sentido vertical.

    Llaman la atención de manera destacable las formas onduladas de las aletas, al igual que los tres grupos ópticos situados independientemente en el interior de los faros (intermitente, luz de cruce y luz de carretera). A semejanza del todo terreno Touareg, los faros envuelven la aleta en cada esquina. Otro aspecto interesante es que el Golf Plus también estará disponible desde mediados de este mismo año con un sistema de iluminación activa en curva mediante grupos ópticos bixenón, que ajustan su orientación según la dirección del vehículo.

    La parte posterior de la carrocería del Golf Plus presenta también un diseño totalmente nuevo. Los pilotos posteriores, de forma trapezoidal, y la amplia luneta envuelven parcialmente los pilares posteriores de la carrocería. Y un detalle que ya es característico de los automóviles Volkswagen son los grupos ópticos redondos, que como primicia en esta categoría de vehículos, tienen lámparas constituidas con diodos luminiscentes con tecnología LED. Por lo demás, la trasera del vehículo se distingue por una extraordinaria utilidad práctica: el contorno inferior del portón se encuentra a solamente 62,4 centímetros de altura sobre el suelo; la anchura de la abertura de carga posterior es de 100,8 centímetros; la altura interior en el espacio de carga es de 84,2 centímetros. Por último, el borde del portón abre a una altura de 2,08 metros.

    HABITABILIDAD Y DISEÑO INTERIOR

    Da lo mismo cuál de las cinco puertas del Golf Plus abramos, detrás encontraremos siempre una atmósfera nueva. Los instrumentos, los asientos, los revestimientos de puerta y muchos elementos funcionales debutan con este nuevo automóvil. En conjunto, todo ello transmite una sensación de ergonomía y amplitud.

    Es obvio que ha crecido el espacio libre sobre la cabeza: la altura interior es de 100,7 centímetros delante y 97,6 atrás, ofreciendo mayor comodidad en viajes largos, y la mayor altura de asiento (+ 7,5 centímetros delante y + 8,5 centímetros atrás) proporciona una excelente visibilidad en todas las direcciones.

    Por otra parte, el nuevo Golf Plus marca la pauta con una longitud interior de 1,74 metros, lo que proporciona a los ocupantes de las plazas posteriores más espacio para las piernas (+ 2,5 centímetros) que en el Golf clásico.

    Y resulta interesante mencionar que hasta en estas circunstancias se dispone todavía de 395 litros de capacidad de maletero. Gracias al empleo de una banqueta posterior regulable en distancia, esa capacidad puede llegar hasta 505 litros; y si se han abatido completamente los asientos posteriores, la capacidad del maletero llega hasta la sorprendente cifra de 1.450 litros.

    Teniendo en cuenta la mayor altura del Golf Plus, el departamento de desarrollo de Volkswagen ha creado un nuevo salpicadero. La combinación de una parte central del cuadro de instrumentos significativamente más elevada y la altura de asiento 7,5 centímetros más alta transmite ergonómica y estéticamente la sensación de que se han armonizado con habilidad una serie de características de ergonomía y de diseño de los vehículos recreacionales y los modelos monovolumen con los rasgos clásicos de las berlinas medias compactas, iniciando así una nueva categoría de automóviles.

    En la consola central, de nuevo diseño, las cuatro rejillas de ventilación (en total el vehículo dispone de ocho) de forma redonda, están resaltadas por un aro cromado en el contorno. Estas rejillas están emplazadas en el lateral, en lugar de en lo alto del equipo de audio o del sistema de navegación. El panel de mandos del climatizador está situado en la misma posición que en el Golf.

    La altura de asiento es más alta en todas las plazas del Golf Plus. Por esta razón, el conductor dispone de una visibilidad ideal en todas las direcciones, al tiempo que los restantes ocupantes disfrutan de una mejor panorámica.

    En la parte posterior del habitáculo se observan igualmente muchos detalles interesantes. La banqueta trasera (en el equipamiento de serie) está dividida en dos partes asimétricas (40/60). El respaldo puede dividirse además en proporciones 40/20/40. Las plazas posteriores disponen de regulación longitudinal independiente en hasta 160 milímetros de distancia. Para regular la distancia de la banqueta, se requiere únicamente hacer uso de una palanca situada en la parte inferior de la misma. Según la estatura de los ocupantes o el formato de los objetos a transportar, la capacidad del maletero puede variar entre un mínimo de 395 litros y un máximo de 505 litros. Tras abatir los asientos posteriores se dispone finalmente de una capacidad máxima de 1.450 litros. Llama la atención que también se puede ajustar la inclinación de los respaldos posteriores, lo cual resulta muy conveniente, por ejemplo, cuando se desean instalar sillas de niños.

    Los respaldos pueden ser abatidos con comodidad y facilidad. Para ello, solamente se requiere accionar un tirador situado en la parte inferior de la banqueta, que acciona mecánicamente el bloqueo del respaldo. Tras abatir los respaldos, un mecanismo extremadamente inteligente y refinado baja de forma automática la banqueta y la desplaza además un par de centímetros hacia delante, de manera que se obtiene una superficie de carga totalmente rasa. La banqueta y el respaldo plegados juntos miden solamente 160 milímetros de altura.

    El Golf Plus es un vehículo de cinco plazas. Y cuando no es necesario hacer uso de la quinta plaza, pero, en cambio, sí se desea disponer de espacio adicional para transportar objetos, el respaldo central puede ser abatido a semejanza de una amplia trampilla para transportar objetos largos desde el maletero. Para mayor comodidad y facilidad de uso, el bloqueo del respaldo central puede ser accionado cómodamente tanto desde el espacio interior como desde el maletero.

    Una vez abatido el respaldo central, este elemento puede utilizarse de tres distintas formas, de las cuales la primera es la de una mesa con portavasos integrado. El segundo modo de uso es el de un cómodo reposabrazos central con superficie superior blanda (elemento desmontable). Y por último, con la tercera modalidad, el asiento se convierte en una amplia caja, dotada igualmente de portavasos integrado. Dicha caja se ofrece como opción y puede encajarse en el reposabrazos de forma fácil y rápida.

    También el piso del maletero se caracteriza por una insólita versatilidad y flexibilidad, ya que puede ser ajustado en dos posiciones de altura. Cuando el elemento permanece fijado en la posición más alta se dispone debajo de él de un cierto espacio para transportar objetos o pequeños utensilios. Dos planchas unidas de forma variable con el respaldo del asiento entre el maletero y el respaldo posterior abatido crean una plataforma de carga prácticamente plana. Si se desea disponer de la máxima capacidad de carga, tanto el plano de carga como las dos planchas variables pueden ser desmontados.

    El Golf Plus destaca igualmente por el gran número de detalles refinados que lo distinguen y que facilitan en gran medida el uso cotidiano del vehículo. Como por ejemplo, la opción de incorporar una toma de corriente de 230 voltios, situada en el extremo posterior del reposabrazos central anterior, o la posibilidad de montar un paquete multimedia, con soportes de tipo DVD y conexión para consola de videojuegos o una cámara digital.

    En lo que se refiere a la climatización, el cliente puede elegir entre climatizador semiautomático (Climatic: incluido en el equipo de serie de las versiones Trendline y Sportline) y un equipo de aire acondicionado totalmente automático (Climatronic).

    Al igual que todos los vehículos de Volkswagen, el Golf Plus se caracteriza por un extraordinario sistema de protección de ocupantes. El equipamiento de serie del nuevo Golf Plus incluye en todas las versiones de equipamiento, seis airbags (frontales y laterales y airbags de cortina para las plazas anteriores y posteriores). También están disponibles en opción airbags laterales para las plazas posteriores. El Golf Plus ofrece, desde el nivel de equipamiento básico, cinco cinturones de seguridad con tres anclajes, dotados de pretensores pirotécnicos con limitadores de fuerza integrados (limitadores también en las plazas posteriores). Según la gravedad de un accidente de tráfico, los pretensores de cinturón son activados eléctricamente a través de una unidad de control centralizada. El accionamiento de los pretensores garantiza la retención ideal del cuerpo desde un punto de vista del tiempo y de la ergonomía. De este modo, la energía inducida en una colisión es eliminada de forma más progresiva, por lo cual la aceleración negativa que experimentan los ocupantes es de menor magnitud. Los limitadores de fuerza minimizan las cargas que perciben los ocupantes en la parte pectoral del cuerpo. Por la misma razón, también los cinturones de seguridad en las plazas posteriores están provistos de limitadores de fuerza. La nueva concepción de los carretes automáticos de los cinturones proporciona finalmente mayor confort de uso.

    Los asientos anteriores están dotados de reposacabezas activos y también se incluye un reposacabezas en la plaza central posterior. El equipamiento de serie incluye igualmente anclajes Isofix para la fijación de sillas de niños en las plazas posteriores exteriores (en opción también en el asiento del acompañante) y un interruptor de llave para desactivar el airbag del acompañante.

    Los airbags laterales del Golf Plus están integrados en el extremo exterior de los respaldos. Estas unidades protegen las zonas pectoral y ventral y la cadera del ocupante, y han sido armonizados de forma óptima según la mayor rigidez estructural lateral del nuevo modelo. Un novedoso sistema de sensores garantiza tiempos de respuesta más breves. La integración de los airbags laterales en el respaldo del asiento garantiza la posición ideal de la bolsa de aire con respecto al cuerpo del ocupante. Lo mismo es válido para los módulos airbag en las plazas posteriores. El equipo de serie del Golf Plus incluye amplios airbags de cortina que protegen al máximo la cabeza de los ocupantes de las plazas anteriores y posteriores.

    Para optimizar más aún la seguridad pasiva, el Golf Plus (al igual que el Golf clásico) dispone de una columna de dirección provista de un novedoso sistema de anclaje, así como de un mecanismo de regulación en distancia y altura. Junto al diseño de la barra de dirección, ese sistema de fijación impide la intrusión del volante en circunstancias de choque frontal.

    TREN DE RODAJE

    El Golf Plus equipa el tren de rodaje de seguridad, de gran calidad, del Golf, con suspensión delantera tipo McPherson y un sistema multibrazo en el eje trasero. El concepto de sus módulos permite disfrutar al mismo tiempo de la característica conducción dinámica y confortable de Volkswagen y garantiza una manejabilidad de carácter deportivo gracias a la combinación acertada de muelles, amortiguadores, y barras estabilizadoras.

    Con la adaptación ideal del eje delantero al eje multibrazo desarrollado para la gama Golf, Volkswagen ha realizado un salto generacional en el apartado de las suspensiones. Por ello, el nuevo Golf Plus marca la pauta en su categoría también por lo que se refiere al comportamiento dinámico, la seguridad y el confort de conducción.

    El Golf Plus Sportline equipa, de serie, el tren de rodaje deportivo con suspensiones rebajadas 15 milímetros. Este equipamiento, con regulación más dura de muelles y amortiguadores, está disponible como opción, y en combinación con otros equipamientos, para el acabado Highline.

    La manejabilidad y las cualidades de confort también han mejorado de manera considerable, gracias al empleo de la dirección asistida electromecánica, que se monta también en el Golf y el Touran. Este sistema no sólo proporciona un grado de servoasistencia variable en función de la velocidad, sino que también contribuye a reforzar la estabilidad direccional en línea recta. El Golf Plus tiene además, como equipo de serie, el sistema de control de estabilidad ESP con Dual Brake Assist (servofreno de emergencia).

    MOTORES

    El nuevo Golf Plus está disponible con un motor de gasolina y dos diesel (TDI). Todos los motores cumplen la norma de emisiones EU4. El motor de gasolina y el diesel de 140 cv transmiten la fuerza a través de una caja de cambios manual de seis velocidades. La versión diésel de 105 cv recurre a una caja de cambios manual de cinco velocidades. En una fase posterior está prevista la incorporación de una transmisión de embrague doble DSG.

    La motorización base es un 1.6 litros, de tipo FSI con inyección directa de gasolina, que proporciona 85 kw / 115 cv de potencia a 6.000 rpm y 155 Nm de par máximo a 4.000 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos. La velocidad máxima es de 189 km/h y el consumo promedio, 7,2 litros de combustible. El sistema de inyección directa del Golf Plus funciona siempre en modo homogéneo. El motor de 1.6 litros FSI con bloque de aluminio ha sido perfeccionado en los aspectos de emisiones sonoras, peso y fricción interna para su incorporación al Golf Plus y al Golf.

    En lo que se refiere a mecánicas de gasóleo, están disponibles los motores 1.9 TDI de 77 kw / 105 cv y el 2.0 TDI de 103 kw / 140 cv. Para más adelante está prevista la incorporación a la gama de un motor diesel 1.9 TDI con 66 kw / 90 cv.

    El turbodiésel más pequeño disponible para el Golf Plus es, de momento, el 1.9 TDI de 77 kw / 105 cv y un par máximo de 250 Nm. El motor de cuatro cilindros entrega su potencia máxima a 4.000 revoluciones; el registro de par máximo está disponible a 1.900 revoluciones. Un novedoso detalle de este motor ágil y sobrio en los consumos es el sistema de arranque rápido, disponible también en el 2.0 TDI del Golf Plus. Esta solución asegura que el motor arranca sin que sea necesario precalentarlo, independientemente de las circunstancias climatológicas. El 1.9 TDI lleva acoplado de serie una caja de cambios manual de cinco velocidades. El Golf Plus 1.9 TDI alcanza una velocidad máxima de 183 km/h, acelera a 100 km/h en 11,9 segundos y consume en promedio tan sólo 5,4 litros de gasóleo por cada 100 kilómetros.

    Potencia y consumo reducido son los dos valores básicos que caracterizan al 2.0 TDI del Golf Plus. Entrega 103 kw / 140 cv y hasta 320 Nm de par. Este motor deportivo y moderado en los consumos alcanza su potencia máxima a 4.000 revoluciones y el par máximo ya está disponible a 1.750 revoluciones. El motor de cuatro cilindros con culata de cuatro válvulas lleva acoplada una caja de cambios manual de seis velocidades. El 2.0 TDI es el primer motor turbodiésel de Volkswagen que combina el sistema de inyección directa mediante unidades inyector-bomba con la tecnología de cuatro válvulas. Con el 2.0 TDI el Golf Plus alcanza una velocidad máxima de 202 km/h y requiere 9,7 segundos para acelerar a 100 km/h. El motor de 1.968 cm3 consume en promedio tan sólo 5,7 litros de gasóleo por cada 100 kilómetros. Cumple también la norma de emisiones EU4.


    VOLKSWAGEN PASSAT: UNA NUEVA DIMENSIÓN

    Interiores: habitabilidad y confort
    Nuevas versiones y más equipamiento exclusivo
    Motores
    Tren de rodaje


    La primera generación del Passat debutó en 1973. Generación tras generación, el Passat ha estrenado constantemente diseños muy personales, que lo han convertido en uno de los automóviles más conocidos del mundo. En cada línea exterior del Passat se ha reflejado siempre el espíritu contemporáneo. Ahora, llega la evolución más importante desde su nacimiento, fruto del empleo de ese estilo claro, lógico y comprensible, que acentúa una personalidad más fuerte, más atlética y más emocionante. La combinación de novedosas tecnologías y un diseño emocional sitúa a esta berlina en un nuevo plano de deportividad, lujo y confort.

    La capacidad de innovación del diseño en Volkswagen queda claramente reflejada la acertada combinación de elementos que conforman el nuevo frontal de los vehículos de la marca. La orientación estilística de ese diseño ya fue insinuada previamente a través de prototipos como el Concept R (Roadster) y Concept C (Cabriolet Coupé). El nuevo Passat es el primer modelo de serie que adopta estos elementos que potencian su carácter: una nueva rejilla con el anagrama de la marca, los faros, el capó y el paragolpes.

    El equipo de diseñadores, encabezado por Murat Günak, lo explica de la manera siguiente: ‘como tema principal utilizamos la forma de “V”. Distintas líneas convergen en la parte frontal y constituyen de esta forma el marco para la nueva calandra en forma de un emblema. La forma y la gráfica de este elemento son acentuadas mediante una moldura cromada situada en todo el contorno.

    También los faros han pasado a ser una parte muy importante de la personalidad del Passat. Los grupos de luz de carretera y luz de cruce se han integrado, en forma de unidades redondas independientes, en el mismo espacio trapezoidal. Los intermitentes del Passat se incorporan al paragolpes en forma de alargadas bandas luminiscentes. Se utilizan además intermitentes laterales integrados en los espejos retrovisores exteriores.

    El borde de la superficie acristalada lateral transmite una fuerte sensación de dinamismo y tensión concentrada. La línea inferior está trazada con continuidad, en tanto que la línea superior describe un arco, que se inicia en el montante delantero de la carrocería, pasando después por el montante central. La línea del techo describe igualmente un arco alargado, que termina en la parte posterior de la carrocería. La configuración de las ventanillas laterales, las ranuras de las puertas y la línea del techo permiten conformar el montante posterior de una forma inconfundible, que da la impresión de empujar el vehículo hacia adelante.

    Las líneas dominantes en la zona de los largueros laterales y en la parte de la cintura suben con suavidad hacia atrás y acentúan homogéneamente la forma del techo, y las molduras protectoras laterales continúan hacia el paragolpes posterior.

    La trasera de la carrocería se distingue por los pilotos con lámparas de diodos luminiscentes, cuyos grupos redondos independientes continúan estilísticamente el diseño de los faros en el frontal. Se observa en esta parte que un elemento redondo interrumpe la forma trapezoidal.

    Todo es nuevo y todo es diferente. Como ejemplo, citar las dimensiones: el nuevo Passat mide 4,77 metros de largo (+ 62 mm, en relación al anterior modelo), 1,82 de ancho (+ 74 mm) y 1,47 de alto (+ 10 mm). La distancia entre ejes es 2,71 metros; la capacidad del maletero es de 485 litros (+ 10 litros). Teniendo en cuenta estas medidas, deberíamos replantear los clásicos conceptos de berlina media, berlina media alta y berlina de lujo.

    Y lo mismo se podría decir también de las exigencias de calidad y seguridad. Una prueba de estas dos virtudes es, sin duda, la rigidez torsional del vehículo. Ésta es un 57 por ciento superior a la del modelo precedente, al tiempo que marca un nuevo estándar en esta categoría de automóviles. Otro aspecto que conviene destacar es que el nuevo Passat ha sido capaz de romper la espiral de incremento de peso gracias al empleo de unos métodos de fabricación y materiales de última generación, y se ha conseguido a pesar de haberse aumentado de manera muy notoria la rigidez torsional, la seguridad de los ocupantes y las dimensiones del vehículo.

    Esta optimización del peso no hubiera sido posible sin el empleo selectivo y puntual de distintos tipos de acero con altos límites de elasticidad. La cuota de estos aceros especiales en el bastidor del Passat se eleva en un 79 por ciento, del cual un 15 por ciento lo constituyen aceros de alta calidad. En las zonas del habitáculo que estarían más expuestas en el caso de colisión se emplean mayoritariamente elementos de acero del tipo mencionado, cuyas extraordinarias características de resistencia garantizan mínimas deformaciones en circunstancias de impactos de gran envergadura.

    INTERIORES: HABITABILIDAD Y CONFORT

    En su interior se percibe una agradable sensación de ligereza. Materiales de primera calidad y un diseño orientado a hacer más fácil la vida a bordo. El deseo de los diseñadores ha sido armonizar una ergonomía perfecta y un uso fácil y cómodo, en el que dominan los elementos funcionales de aspecto deportivo y claramente estructurados, además de una elegancia estilística sobresaliente.

    Para los responsables de diseño interior de cualquier automóvil es un reto el lograr crear un salpicadero en el que se combinen la personalidad del modelo con la perfección ergonómica. Por ello, se conocen pocos ejemplos de vehículos cuyos instrumentos estén considerados referentes y armoniosos, y que estén rematados con perfección. Podría decirse que el Passat es uno de esos automóviles que se utilizarán como referencia.

    Los instrumentos del Passat transmiten una sensación agradable, clara e intuitiva. La ubicación de los relojes principales está bien estructurada, con escalas iluminadas interiormente de color azul y forma homogénea. Los aros cromados en el contorno de los indicadores son también un llamativo detalle, independientemente de las misiones de información que transmiten. La ranura del contacto ha redimensionado su función. La unidad está situada en el salpicadero, en la ubicación tradicional a la derecha del volante, muy por encima de la rodilla derecha del conductor. En ese lugar se observa una ranura similar a un puerto de ordenador, en la que es preciso insertar el mando a distancia que se emplea para desbloquear el cierre centralizado. Para arrancar el motor, se requiere aplicar simplemente una leve presión al elemento. Después de haber utilizado esta técnica, el empleo de una llave convencional queda anticuado.

    A la izquierda del característico mando principal de las luces se encuentra la tecla del freno de estacionamiento, accionado electrónicamente. Es suficiente pulsar este mando para que el freno actúe, por lo cual ya no es necesario ni pisar un pedal, ni tirar de la palanca.

    La consola central goza de un diseño verdaderamente funcional y estético desde un punto de vista ergonómico. El conductor necesita solamente sentarse en el puesto de conducción y ajustar el volante para percibir inmediatamente una tranquilizadora sensación de comodidad. La mano derecha encuentra intuitivamente la palanca de cambios, los mandos del climatizador (niveles inferior y central de la consola), el equipo de audio o el sistema de navegación (nivel central), así como el mando para los intermitentes de emergencia (arriba en el centro). Y todo esto resulta muy agradable, porque la consola central está estructurada con claridad, al tiempo que se extiende homogéneamente desde el espacio entre los asientos hasta la zona donde está emplazado el indicador de los intermitentes de emergencia. La zona situada entre la palanca de cambios y el equipo de audio presenta un ángulo más inclinado. En definitiva, el espacio interior del Passat demuestra cómo se pueden combinar los detalles con perfección. Como ejemplo, mencionar la gran cantidad de espacios portaobjetos. No se ha omitido ni siquiera un lugar para alojar convenientemente un paraguas.

    El alto nivel ergonómico del nuevo Passat se aprecia con claridad al observar, por ejemplo, los nuevos asientos. Ya desde las versiones básicas los asientos proporcionan un gran confort en los desplazamientos largos. El respaldo en el asiento del acompañante es abatible en opción; el equipo de serie incluye un respaldo del asiento posterior abatible por partes asimétricas. Las versiones Advance tienen un asiento de conductor provisto de regulación eléctrica (6 ejes). El asiento del conductor dispone en este caso de un sistema de apoyo lumbar con regulación eléctrica (ajuste manual en el asiento del acompañante).

    El nuevo Passat no es únicamente un coche muy confortable, sino también muy seguro. El llamado “paquete de seguridad pasiva” incluye, entre otros elementos, airbags frontales en dos etapas, airbags laterales y de cortina (delante y detrás). Los airbags frontales en dos etapas ofrecen un menor grado de agresividad cuando se disparan circulando a baja velocidad. Con la finalidad de que puedan utilizarse asientos especiales para niños en la plaza del acompañante, el módulo airbag en este lado puede ser desactivado. También están disponibles en opción airbags laterales y pretensores de cinturón para las plazas posteriores. El nuevo Passat dispone de reposacabezas activos en las plazas delanteras, además de tres reposacabezas traseros.

    Nuevas versiones y más equipamiento exclusivo

    El nuevo Passat acaba de estrenar nuevas versiones, nuevas opciones y nuevos equipamientos. Se ofrece en cuatro versiones distintas denominadas Trendline, Advance, Sportline y Highline. Cada una se caracteriza tanto por un diferente nivel de equipamiento de serie como por una personalidad independiente. Se podría decir que la versión Trendline es de carácter juvenil. El Passat Advance se caracteriza por una orientación al confort. Y, tal como está reflejado en la denominación, la versión Sportline tiene una fuerte personalidad deportiva. El Passat Highline es la versión más alta de gama y la que incorpora el máximo equipamiento del vehículo.

    Ahora esta amplia oferta se ve reforzada con la entrada de nuevas y exclusivas opciones. Además de los seis nuevos colores y tapizados, se ofrecen nuevos modelos de llantas de aleación, mando de apertura de garaje, persianas parasol para la luneta posterior y las ventanas laterales traseras, el volante multifunción con levas en el volante, así como varios sistemas de radionavegación, entre los que destaca el “RNS MFD2 DVD” con sonido “Dynaudio”. Este sistema ofrece un paquete de sonido digital con amplificador de 10 canales y diez altavoces que entregan hasta 600 vatios de potencia. Incluye además cargador de hasta 6 CD’s y sistema de DVD para el navegador. Otro elemento destacable son las luces bi-xenon autodireccionables. Estos faros garantizan una extraordinaria visibilidad al circular en la oscuridad ya que éstas unidades pueden girar hasta 15 grados según el ángulo directriz, alumbrando de este modo el trazado de la carretera, lo que garantiza una visibilidad muy mejorada en cualquier circunstancia. Este sistema ha sido completado con una luz de viraje adicional que permite orientar estos grupos ópticos hasta 35 grados en sentido lateral con respecto al eje del vehículo en sentido de marcha.

    A finales de mayo se ampliará de nuevo la oferta de opcionales con sistemas tan exclusivos como el “Kessy”, un sistema de acceso sin llave de máxima funcionalidad, el sensor de presión de neumáticos, extintor de fuegos en el asiento del copiloto, o el Tempomat con control de distancia. Este sistema, estrenado por primera vez con este modelo, permite control automático de la velocidad que frena automáticamente el vehículo al acercarse demasiado a otro coche que circule por delante, en caso de que se supere una cierta distancia de seguridad programada. Tras desaparecer el obstáculo, la unidad acelera nuevamente hasta alcanzar la velocidad programada.

    Los aspectos más tecnológicos de este nuevo Passat también se verán reforzados con la incorporación de un sistema Multimedia con DVD y dos pantallas, incorporadas en la parte posterior de los asientos delanteros, y la preparación para teléfono con Bluetooth. Esta tecnología permite integrar de forma inalámbrica un teléfono móvil en el sistema de comunicación del vehículo sin que sea necesario insertar la unidad en un soporte especial. Las funciones del teléfono móvil son ejecutadas en el coche a través de una instalación de teléfono fijo que dispone de un teclado independiente, la cual obtiene los datos precisos a través de una conexión inalámbrica.

    MOTORES

    Inicialmente, la gama Passat cuenta con cinco diferentes motorizaciones entre 102 y 150 caballos de potencia máxima. Todos los propulsores cumplen la norma de emisiones EU 4 y todos están instalados delante en disposición transversal.

    El Passat acaba de incorporar, como escalón de acceso a la gama, la motorización 1.6 de 102 cv en combinación con un cambio manual de seis velocidades. Este motor, que ya demostró sus cualidades con la anterior generación del Passat, destaca por su economía de utilización, con unos consumos homologados de 7,8 litros/100 km y su agrado de conducción y elasticidad, con un par máximo de 148 Nm a 3.000 rpm. Este motor de inyección de gasolina cumple con la norma EU4 y proporciona una velocidad máxima de 190 km/h.

    La gama de mecánicas gasolina se completa con dos motorizaciones de cuatro cilindros FSI con inyección directa (homogénea) que proporcionan, respectivamente, 85 kw / 115 cv y 110 kw / 150 cv. El 1.6 FSI de 150cv se ofrece, desde principios de mayo, en combinación con un cambio tiptronic, adicional al cambio manual de seis velocidades.

    Los dos motores TDI se emplean por primera vez en combinación con el modelo Passat. Estos motores rinden, respectivamente, 77 kw / 105 cv y 103 kw / 140 cv. A finales de mayo se comercializará el exitoso cambio de embrague doble DSG, en combinación con la motorización diesel más potente. El Passat TDI también estará disponible con filtro de partículas.

    El equipo de serie de los modelos de gasolina incluye una caja de cambios manual de seis velocidades, que también es equipo de serie en la versión 2.0 TDI. En cuanto al TDI de 105 cv, su caja de cambios de serie es una manual de 5 velocidades.

    1.6 FSI de 115 cv: es el motor de inyección directa de gasolina de menor cilindrada. Con él, la nueva berlina alcanza los 200 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos. Estas buenas prestaciones se combinan con un consumo medio de solamente 7,5 litros de gasolina cada 100 kilómetros.

    2.0 FSI de 150 cv: en el siguiente escalón de potencia nos encontramos con otro motor de inyección directa de gasolina. Este cuatro cilindros proporciona 150 cv y permite una velocidad punta de 213 km/h. El nuevo Passat pasa con él de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos. El consumo medio homologado según la normativa europea es 8,2 litros.

    1.9 TDI de 105 cv: la escala de potencias en relación con los sobrios y fuertes motores TDI comienza en el nuevo Passat con 105 cv y 250 Nm. El Passat 1.9 TDI alcanza una velocidad máxima de 188 km/h, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos y consume una media de 5,6 litros de combustible diésel cada 100 kilómetros.

    2.0 TDI de 140 cv: el Passat 2.0 TDI de 140 cv tiene una velocidad punta de 209 km/h. Este cuatro cilindros proporciona un par máximo de 320 Nm a 1.800 rpm. Este Passat pasa de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. El consumo medio es de 5,9 litros.

    TREN DE RODAJE

    El nuevo eje posterior con suspensión multibrazo de cuatro elementos y sub-bastidor alojado en cojinetes elásticos independientes es una parte sustancial del moderno diseño de las suspensiones que caracteriza al nuevo Passat y en el que se armonizan el confort de conducción y la excelente manejabilidad. En el eje anterior se ha dispuesto una suspensión independiente de tipo McPherson y múltiples nuevos componentes de aluminio. La dirección asistida con accionamiento electromecánico, garantiza agilidad, confort y seguridad de conducción.

    Por otro lado, también está disponible en opción un tren de rodaje deportivo con suspensiones 15 milímetros más bajas. Esta suspensión está incluida como equipo de serie en la versión Sportline.

    La parte técnica del tren de rodaje se completa con el primer ESP de serie del mundo que incorpora una función de estabilización de remolque, y que está incluido en el equipo de serie de todas las unidades equipadas con dicho enganche. Además de las bien conocidas funciones que ejecuta el control de estabilidad ESP, el nuevo sistema ayuda a detectar con antelación el temido bandazo del remolque y corrige estas tendencias mediante el accionamiento selectivo de los frenos y unas ciertas intervenciones de parte de la gestión electrónica del motor.

    Otra novedad interesante en esta categoría de vehículos es el empleo de discos de freno de gran diámetro, alojados en el interior de llantas de 16 pulgadas. El conductor de un Passat dispone, por tanto, de la misma capacidad de frenado cualquiera que sea el motor de su versión. Los discos de freno disponen, además, de una función de limpiado automático. La idea es que en circunstancias de meteorología muy húmeda, la acumulación de líquido en la superficie de los discos podría alterar la capacidad de frenado. En este caso actúa la función de secado automático de los discos: cada cinco minutos, los frenos son accionados de forma automática con muy poca presión, de manera que el rozamiento de las pastillas contra los discos elimina la humedad acumulada en la superficie de los elementos. El conductor no percibe ni lo más mínimo este accionamiento automático de los frenos.

    El nuevo eje delantero del Passat, de tipo McPherson, consta de una arquitectura de paralelogramo deformable, trapecios inferiores y elementos elásticos. Esta configuración asegura la máxima ligereza y proporciona distintas ventajas. Un ejemplo de la novedosa construcción ligera es que, solamente en la zona del sub-bastidor, que es una estructura extremadamente rígida, se han podido ahorrar un total de 4,5 kilogramos de peso respecto a los diseños convencionales conformados con elementos de chapa de acero.

    Más ligeros aún son los elementos transversales fabricados en aluminio forjado. La disminución del peso respecto a la chapa de acero es en este caso 4,2 kilogramos.

    Y más importante aún es la reducción de peso lograda en las masas no suspendidas. Tanto los elementos transversales como los cojinetes elásticos son de aluminio. La disminución del peso en esta parte es en total de 3,2 kilogramos. También, gracias a una estructura especial, se han podido ahorrar, además, alrededor de 1,4 kilogramos de peso en la zona de la barra estabilizadora. Las distintas medidas de construcción ligera proporcionan, en suma, una disminución del orden de 13,3 kilogramos en la zona del puente delantero. Las consecuencias son un mayor confort de conducción, un mejor comportamiento dinámico y un consumo más contenido.

    El Passat dispone de un eje posterior de tipo multibrazo (4 elementos) de nuevo desarrollo. Con respecto a otras concepciones, esta arquitectura proporciona máximo confort de conducción y una estabilidad extraordinaria. La disposición especial de los elementos elásticos o de suspensión permite controlar puntual e independientemente las fuerzas longitudinales y transversales inducidas durante la conducción. La separación de esas dos funciones garantiza tanto un comportamiento dinámico muy bueno como la máxima seguridad de conducción y un confort de rodadura excepcional.

    El eje posterior multibrazo, que se distingue por una arquitectura muy compacta; consta de un sub-bastidor provisto de cojinetes elásticos independientes, en el que están alojados, respectivamente, el buje mediante tres brazos transversales, la barra de conexión y el triángulo superior en sentido transversal. Del control de las fuerzas inducidas en sentido de marcha se encargan los elementos longitudinales. Por lo demás, es llamativo que la barra estabilizadora posterior consta de una estructura tubular más ligera.

    Un factor decisivo en lo que se refiere al muy buen confort que proporciona el nuevo Passat a sus ocupantes es el hecho de que este eje posterior está anclado mediante cojinetes elásticos, que impiden la transmisión de vibraciones o ruidos a través de la carrocería. El sub-bastidor consta de elementos de acero con altos límites de elasticidad, lo que explica la extremada ligereza de la unidad. Los alojamientos de la estructura auxiliar constan concretamente de cuatro cojinetes elásticos de caucho y metal. Este aislamiento del sub-bastidor proporciona unas características de confort acústico, de conducción y de rodadura similares a una berlina de categoría superior.