22 de mayo de 2008 | Salones
SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE MADRID 2008: NUEVO PASSAT CC, LA ELEGANCIA DEPORTIVA
SALON DEL AUTOMOVIL DE MADRID 2008: NUEVO PASSAT CC, LA ELEGANCIA DEPORTIVA
  • Diseño exterior
  • Ergonomía y máximo confort interior
  • Sistemas de ayuda a la conducción
  • Motores: dinamismo y eficiencia
  • Máximo equipamiento

    El nuevo Passat CC es una elegante berlina y un dinámico coupé al mismo tiempo. Las atractivas líneas de su carrocería, el habitáculo equipado con asientos ergonómicos individuales también en la parte trasera, sus excelentes sistemas de propulsión y la tecnología de última generación se unen para conformar un vehículo único en su segmento. La concepción y diseño de este Volkswagen marca nuevas pautas que le convierten en referencia.

    El Passat CC aúna, bajo una línea muy elegante que sigue los patrones de la gama, el dinamismo, la precisión y el nivel de prestaciones de los modelos de carácter deportivo y la comodidad y espaciosidad de las berlinas. Este es el primer coche en el mundo que utiliza el sofisticado el sistema Lane Assist de mantenimiento del carril. Además incorpora la Suspensión Adaptativa Electrónica (DCC), de serie en las versiones a partir de los 170 cv y en opción para el resto de mecánicas.

  • Diseño exterior inconfundible

    Las medidas de este modelo son una de las primeras características que muestran su vocación deportiva y lo hacen singular dentro de su gama. El Passat CC mide 4.796 milímetros, 31 más que el convencional. Su anchura es de 1.856 milímetros (otros 36 más). El ancho de vía ha sido también modificado para llegar a los 1.553 delante (11 más que el convencional) y 1.557 detrás (16 más). Sin embargo, hay un cambio inverso que también enfatiza su silueta deportiva porque solo alcanza los 1.420 milímetros de altura, rebajando en 50 mm su modelo de referencia.

    El perfil lateral del coche es una de sus mejores tarjetas de presentación. El techo abarca una curva muy lisa desde los pilares A hasta más allá de los C hacia la parte trasera. Las líneas de la zona central o tronco se extienden hasta el interior de la ventana posterior. También hay que tener en cuenta la musculosa línea lateral que es el elemento distintivo de su diseño en lo que se ha bautizado como la línea tornado. En este modelo, se ha logrado una conexión estética que va desde las ruedas delanteras a las ópticas traseras. Todo ello está complementado por los faldones laterales y los deportivos pasos de rueda.

    En el frontal, la parrilla del radiador, los faros y el capó combinan también las características de las berlinas y los coupés. La parrilla de dimensiones generosas destacada sobre una superficie que es del mismo color que la carrocería. Su forma de V simboliza una transición hacia el motor y su potencia. En la parte inferior, las tres grandes tomas de aire lucen junto a los intermitentes integrados y los faros antiniebla. Los bordes inferiores de las tomas de aire están formados por un spoiler deportivo que optimiza la adherencia del Passat CC a altas velocidades y aportan su rendimiento para que el coeficiente de penetración de este modelo sea de 0,29 cw.

    En la parte posterior, las luces de gran superficie producen una inconfundible imagen visual tanto de día como de noche. Un spoiler trasero muy estilizado minimiza las turbulencias y mejora su agarre. Los bordes de la puerta que rodean el cristal se han pintado de negro con apariencia de cristal, por lo que visualmente parece que el cristal sea mayor. La ventana posterior se extiende mucho más hacia atrás remarcando el dinamismo del Passat CC. En la parte más baja del parachoques llaman la atención las tiras cromadas y las salidas de escape situadas a izquierda y derecha.

    El Passat CC está rematado en su zona superior por un techo solar panorámico practicable de accionamiento eléctrico que mide 750 milímetros de largo por 1.120 de ancho y se puede levantar 30 milímetros.

  • Ergonomía y máximo confort interior

    La filosofía coupé de este modelo se refleja también en la disposición de sus cuatro asientos que siguen una línea deportiva, son de alta calidad y muy ergonómicos. Cuentan además con un nuevo sistema de climatización basado en la ventilación activa del asiento y su respaldo para mejorar su confort. Este sistema funciona mediante unos ventiladores muy silenciosos que producen entre 500 y 600 litros de aire por metro cuadrado y minuto. El control de dicho sistema está situado en la base del asiento.

    El Passat CC cuenta con mucho espacio para sus dos plazas traseras. De esta forma, se igualan las condiciones entre el conductor y su acompañante y los dos pasajeros que ocupan los asientos individuales traseros. Los asientos deportivos posteriores ofrecen un apoyo ergonómico optimizado en los laterales y respaldos. Entre el equipamiento de serie se incluye también un reposabrazos central y un compartimiento adicional climatizado. Cuando este está recogido se pueden colocar objetos alargados como unos esquíes. El volumen de carga del portaequipajes es de 535 litros (455 con rueda de repuesto). La ventana trasera incorpora, en opción, una cortina de accionamiento eléctrico y entre el equipamiento adicional del vehículo están los cristales tintados para la ventana posterior y asientos de detrás que tienen una capacidad de absorción de la luz del 65%.

    El Passat CC inspira el diseño de su habitáculo en el del modelo convencional, destacado por su elegancia y calidad. La zona de los asientos traseros junto al instrumental, el control del sistema de climatización, los volantes y las molduras de las puertas, siguen un nuevo concepto. Las aplicaciones interiores son de aluminio pulido y, opcionalmente, pueden ser de madera. Las molduras interiores de las puertas no solo llaman la atención visualmente sino que, si se desea, su contorno puede pasar a formar parte del sistema de iluminación ambiente llamado “Paquete de luz interior Ambiente”.

    Este modelo se ofrece de serie con un volante deportivo multifunción, con revestimiento de cuero, y, en el caso de las unidades automáticas, con levas incorporadas. El volante es de tres radios y el inferior ejerce una función dual con una aplicación metálica integrada. En función de la versión de este modelo, los mandos del volante pueden controlar el ordenador de a bordo, algunos sistemas de asistencia a la conducción, el audio y el teléfono. En los vehículos con transmisión automática se puede subir o bajar marchas mediante las levas ubicadas a los lados de los brazos laterales del volante. También es nuevo el botón que acciona la Suspensión Adaptativa Eléctrica, que está situado a la derecha de la empuñadura de la palanca de cambio.

    El sistema de navegación y radio es también un elemento destacado del Passat CC ya que se trata del sofisticado RNS 510 de pantalla táctil muy intuitiva y un sistema de navegación que funciona con disco duro. Además puede combinarse, en opción, con el dispositivo de cámara de visión trasera de aparcamiento, que cuando se conduce marcha atrás ofrece en la pantalla del navegador las imágenes captadas por una cámara posterior.

  • Sistemas de ayuda a la conducción: tecnología punta para la seguridad y el confort

    Volkswagen pone en manos de los conductores del Passat CC dos sistemas de ayuda dinámica a la conducción de última generación como son el Lane Assist de mantenimiento de carril, y la Suspensión Adaptativa Electrónica (DCC) pensados para propiciar una conducción más precisa y segura. Así se maximizan las ventajas del concepto deportivo de este modelo que es el primer coche del mundo que ofrece el nuevo sistema Lane Assist para mantener la trayectoria dentro del carril.

    Este sistema, desarrollado por Volkswagen, tiene la capacidad de ayudar mediante la corrección de la dirección a mantener el coche en su carril aunque, obviamente, el sistema no libera al conductor de su responsabilidad de controlar el vehículo. Se ha desarrollado para facilitar la conducción en autopistas y otras vías rápidas y evitar accidentes en determinadas situaciones. La estadística demuestra que el 14% de los accidentes que provocan heridos se producen porque los vehículos se salen del carril por el que van circulando.

    El sistema, que solo se puede incorporar en combinación con una dirección electromecánica, se activa a través de la pantalla multifuncional del Passat CC. El conductor debe escogerlo en el menú para ponerlo en marcha. Mientras no lo desactive, el sistema trabajará a partir de los 65 km/h y su acción de giro se puede anular con muy poco esfuerzo. Por otra parte, el sistema no actúa cuando el conductor acciona los intermitentes.

    El Lane Assist detecta las líneas laterales de la calzada mediante una cámara ubicada cerca del espejo interior o el sensor de lluvia. En el caso de las líneas de separación centrales, no importa que éstas sean continuas o discontinuas. Funciona también en la oscuridad y con niebla, y no lo hace cuando las líneas que delimitan la calzada no se pueden distinguir.

    En el momento de su activación, un indicador de color amarillo se enciende en el panel de control y tan pronto como la cámara identifica las líneas, dicha luz pasa a ser de color verde para indicar que el sistema está totalmente activo. Cuando el sistema indica que el coche se está saliendo de la trazada ideal, el Lane Assist corrige la dirección de forma progresiva y suave. En caso de detectar que el conductor ha dejado de sujetar el volante completamente, el sistema activa una alarma sonora y de vibración para que vuelva a tomar el control y a continuación se desactiva.

    El segundo sistema de ayuda dinámica a la conducción es la Suspensión Adaptativa Electrónica (DCC), que mejora el comportamiento deportivo del Passat CC bajo la premisa de no sacrificar su comodidad. Se fundamenta en adaptar el bastidor a las características de la carretera y el tipo de conducción y trabaja en combinación con la suspensión de regulación electrónica y el control electromecánico de dirección.

    El DCC cuenta con tres modos de funcionamiento: Normal, Sport y Confort. Los dos últimos se seleccionan mediante un pulsador situado en la derecha de la empuñadura de la palanca del cambio. La conducción ya mejora en el modo “Normal” y provoca que la suspensión se adapte de constantemente al piso y las condiciones de conducción. El DCC también reacciona ante la aceleración, las frenadas y los giros y resuelve el habitual conflicto existente entre el concepto de suspensión deportiva y comodidad.

    Activando la opción “Sport” la suspensión se endurece considerablemente, se reduce la dirección asistida y su recorrido se acorta para acentuar el comportamiento deportivo del Passat CC. La situación opuesta es la que se da cuando se escoge la función “Confort” que mejora el comportamiento de la suspensión en carreteras en mal estado o cuando se conduce a baja velocidad.

    La Suspensión Adaptativa Electrónica está formada por cuatro amortiguadores con control de funcionamiento, un módulo de control de entrada que sirve de interfaz para el sistema de datos CAN en el Passat CC, tres sensores que miden el desplazamiento de las ruedas, otros tres que controlan los movimientos del vehículo y un modulo de control para la suspensión. El DCC se incorpora en las versiones de motorización situadas partir de los 170 cv.

    El Passat CC es además el primer Volkswagen con el exclusivo sistema de neumáticos autosellables (Mobility Tyre), de Continental. Mediante la técnica ContiSea, el fabricante alemán ha desarrollado un sistema que posibilita seguir conduciendo incluso después de haber penetrado en la rueda un clavo o un tornillo, gracias a una capa protectora que se extiende en la cara interna de la banda de rodadura, que sella el agujero inmediatamente tras el pinchazo, evitando así que se escape el aire. Este sistema funciona para cualquier fuga provocada por objetos de hasta 5 mm. de diámetro.

  • Motores: dinamismo y eficiencia

    El Passat CC incorpora la más alta tecnología mundial en lo que a motores se refiere. Este modelo cuenta con tres opciones de motorización de gasolina, dos TSI y un FSI, mientras que el apartado diesel está representado por el 2.0 TDI en dos versiones distintas.

    1.8 TSI de 160 cv

    El primero de los motores de gasolina del Passat CC es el TSI que genera 160 cv a un régimen de 5.000 rpm. El equilibrio entre consumo y prestaciones es perfecto ya que en el primer apartado, este motor turboalimentado ofrece un consumo medio de 7,6 litros a los 100 km mientras su par motor es elevado pues se sitúa en los 250 Nm a partir ya de 1.500 rpm. Equipado con este motor, el Passat CC puede llegar a los 100 km/hora en 8,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 222 km/hora. La caja de cambios equipada de serie es una manual de seis velocidades y más adelante se podrá combinar con la nueva DSG de 7 velocidades.

    2.0 TSI de 200 cv

    El segundo motor turboalimentado de gasolina es el de 200 cv que genera un par motor máximo de 280 Nm a partir de 1.800 rpm. Sus prestaciones destacan en velocidad y aceleración ya que puede alcanzar una punta de 237 km/hora y acelera de 0 a 100 en 7,6 segundos mientras que el consumo no va más allá de los 7,9 litros a los 100 kilómetros en ciclo combinado. Este motor se complementa con una caja de cambios manual de seis velocidades pero también puede adquirirse opcionalmente con la caja de cambios automática del mismo número de velocidades.

    3.6 FSI de 300 cv

    El motor más sofisticado y potente entre los de gasolina es el 6 cilindros de 3,6 litros que genera 300 cv a 6.600 rpm y un elevado par motor de 350 Nm a partir de 2.400 rpm. Su velocidad llega a los 250 km/hora siendo limitada electrónicamente y la aceleración de 0 a 100 rompe la barrera de los seis segundos para situarse en unos envidiables 5,6. Este motor está complementado por una caja de cambios DSG y transmite su potencia a las 4 ruedas a través del sistema 4Motion, un dispositivo que ha sido optimizado y mejorado para este modelo.

    2.0 TDI de 140 cv

    Económico, potente y limpio. Estos son los tres adjetivos que pueden calificar al TDI 2.0 common rail que equipa el Passat CC. Esta versión ofrece un par máximo de 320 Nm a tan solo 1.750 rpm y sus prestaciones se sitúan en los 213 km/h de velocidad punta y los 9,8 segundos que tarda en alcanzar los 100 km/h partiendo de cero. El consumo en ciclo combinado es de 5,8 litros, con unas emisiones reducidas de 153 gr/km (cambio manual), y puede equiparse con una caja de cambios de 6 velocidades manual o DSG.

    2.0 TDI de 170 cv

    Esta versión de 170 cv del 2.0 TDI, que empezará a comercializarse después del verano, cuenta con un par motor máximo de 350 Nm a 1.750 rpm, alcanza su velocidad máxima a los 227 km/h y emplea 8,6 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h. Su consumo no supera lo seis litros a los cien y, al igual que la versión de 140 cv, en su equipamiento opcional está la caja de cambios DSG de 6 velocidades.

  • Máximo equipamiento

    El Passat CC se posiciona en el segmento de las berlinas deportivas y coupés pero sus dimensiones, combinadas con un elegante y atractivo diseño, y una innegable calidad y confort, hacen de este vehículo uno de los referentes más destacados de la clase media. Todas estas cualidades se reflejan en un amplio y exclusivo equipamiento de serie con elementos de última tecnología, entre los que encontramos el Climatizador bi-zona, el Tempomat, sensor de lluvia con encendido automático de luces, los faros antiniebla combinados con los faros bixenon direccionables, neumáticos autosellables (Mobility Tyre) o el radio CD RCD 510, con pantalla táctil en color. Asimismo, cuenta con rueda de repuesto de 17 pulgadas en aluminio, asientos con tapizado con piel y Alcántara, molduras interiores en aluminio o un sistema de asientos traseros plegables, que permiten aumentar la capacidad del maletero.