22 de mayo de 2008 | Salones
SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE MADRID 2008: NUEVO SCIROCCO, EL REGRESO DEL "DEPORTIVO"
SALON DEL AUTOMOVIL DE MADRID 2008: NUEVO SCIROCCO, EL REGRESO DEL "DEPORTIVO"
  • Diseño atractivo y polivalente
  • Interior seguro, confortable y práctico
  • Suspensión Adaptativa Electrónica (DCC)
  • Motores: máximas prestaciones

    El nuevo Scirocco es heredero de la tradición iniciada por su antecesor hace 34 años y mantiene su misma filosofía de coche deportivo para el uso diario con un diseño atrevido y vanguardista, gran aprovechamiento del espacio interior, alto nivel de confort y las mejores prestaciones. El nuevo Scirocco nace con vocación de retomar los triunfos de su sucesor. Gracias a la perfecta combinación de elementos inspirados en el original con los detalles más innovadores, está abocado a posicionarse como el más deseado y atractivo de su segmento.


    La tercera generación del Scirocco ha sido concebida como un puro deportivo. Respecto a sus dos predecesores, esta nueva generación dispone de un habitáculo claramente más amplio y de forma contraria a los modelos creados en los 70 y 80, la parte trasera no es oblicua, sino que marca una línea ascendente que finaliza en un techo alargado y la tapa del maletero también de forma ascendente.

  • Diseño atractivo y polivalente

    Las dimensiones y la forma de las líneas que delimitan el nuevo Scirocco demuestran que este modelo aprovecha de la mejor manera posible su distancia entre ejes de 2.578 milímetros para ofrecer un mayor aprovechamiento del espacio. La altura de este modelo es de 1.400 milímetros, su longitud es de 4.256 y su ancho de 1.810 milímetros.

    El frontal del Scirocco muestra unas pautas de diseño totalmente novedosas en Volkswagen. Se trata de una combinación de algunos de los elementos históricos de este modelo con conceptos muy vanguardistas. La parrilla y los parachoques se caracterizan por su marcado carácter dinámico. Desde el punto de vista técnico, el frontal del Scirocco cumple además con las exigentes pautas de seguridad de Volkswagen en el terreno de la protección de los peatones.

    Ya a primera vista, en el frontal del vehículo, destacan las líneas horizontales en la zona superior. La entrada de aire muy estrecha en negro brillante, se extiende horizontalmente entre los compactos faros dobles y queda enmarcada por la zona inferior que cuenta con un diseño de líneas claras y tiene el mismo color que la carrocería. Esta doble banda enmarcada por las claras líneas del revestimiento del radiador negro y los parachoques lacados en el color del coche, se aplicarán en un futuro no muy lejano a otros modelos de la marca.

    En la zona inferior de la parte frontal se encuentran los intermitentes que con un diseño en forma de rombo y ubicados a derecha e izquierda de los faros antiniebla, redondean la imagen junto a la entrada de aire central en negro. Además, el Scirocco es el único Volkswagen, junto con el New Beetle, que no luce el logotipo de la marca en su parrilla, sino en el capó.

    El lateral de este modelo cuenta también con una personalidad propia que transmite fuerza, solidez y agilidad en sus trazos. Las superficies que están orientadas oponiéndose las unas a las otras, crean un efecto por el que en función de la perspectiva y de la incidencia de la luz, el lateral del Scirocco parece moverse como si se tratara de un músculo en tensión. La vigorosa presencia de este automóvil se ve reforzada en su extremo más inferior por las llantas de aleación ligera de serie de 17 pulgadas, que quedan prácticamente a ras de la carrocería gracias a la gran distancia entre las ruedas, que es de 1.569 milímetros delante y 1.575 detrás.

    Por otra parte, la columna B que permanece oculta, la parte de ventana que asciende hacia atrás de forma inclinada y el llamativo pilar C, son las que, junto con la línea del techo que parece ser infinitamente larga, confieren al Scirocco una imagen muy dinámica y deportiva. Estas líneas se ven rematadas por el alerón de techo que está integrado en la parte trasera y que se erige como un nuevo elemento de dinamismo enfatizando además la fuerza de las líneas descendentes que tienen su referencia en el eje trasero.

    El contrapunto a todas estas líneas llenas de vigor, lo ofrecen los faros traseros, que destacan claramente de la silueta. Su forma escultural y significativamente ancha se hace más patente en la perspectiva trasera. El carácter deportivo del vehículo es la referencia para determinar en este caso las proporciones, ya que el techo es claramente más estrecho que la carrocería.

    Estas características de diseño confieren al Scirocco un aspecto de potente deportivo, de ancha rodada. Además, visto desde atrás, los largueros de la columna C son invisibles porque quedan ocultos bajo la luneta trasera que se extiende a través de toda la anchura del vehículo. El diseño completo de la parte trasera que cuenta con parachoques más anchos e imponentes, la gran distancia entre las ruedas, la línea del techo, el alerón y la luneta de gran extensión remarcan así la contundente imagen del nuevo Scirocco.

  • Interior seguro, confortable y práctico

    Pese a ser un coche eminentemente deportivo, el Scirocco es un vehículo de cuatro plazas plenamente utilizables que no sacrifica en absoluto la comodidad de ninguno de sus ocupantes por exigencias de sus formas aerodinámicas y su estética agresiva. Así pues, la parte trasera dispone de suficiente espacio para que puedan ir comodamente sentados dos adultos, incluso cuando los asientos delanteros están deslizados hacia atrás.

    El confort en este nuevo coupé está garantizado también por sus asientos deportivos. En su banqueta posterior, se han montado asientos individuales ergonómicos envolventes, como los utilizados por otro de los nuevos modelos de Volkswagen, el Passat CC. Los reposacabezas integrados en los respaldos de dichos asientos traseros, garantizan un alto grado de seguridad.

    Por su parte, los asientos deportivos delanteros ofrecen de serie la función easy-entry de contrastada solvencia y probada efectividad en otros modelos de la marca para facilitar la entrada y salida de los pasajeros de las plazas traseras al vehículo. Esto significa que los asientos delanteros se desplazan hacia adelante tras haber sido abatido el respaldo, y vuelven después automáticamente a su posición inicial para iniciar la marcha. A todo ello cabe añadir que Volkswagen ofrece opcionalmente para el Scirocco, un equipamiento de asientos “Lifestyle” muy personal y exclusivo con aplicaciones Alcántara y cuero “Vienna” en los colores “negro titán” o “trufa”.

    De forma muy similar a lo que sucede con el habitáculo interior y su extraordinario aprovechamiento del espacio, el maletero de este modelo es también un ejemplo de grandeza. Está diseñado de forma muy parecida a los de las rancheras, ofrece un volumen de 292 litros. Si se abaten adicionalmente los respaldos de los asientos individuales traseros, queda a disposición del usuario una sorprendente capacidad de 755 litros. También en este caso, es posible acumular objetos en el vehículo hasta el límite del techo interior porque tras los asientos delanteros se puede integrar una red que separa al conductor y su acompañante del espacio del maletero.

    Los ocupantes de los dos primeros asientos pueden disfrutar de un entorno muy ergonómico y de carácter extremadamente deportivo tanto en los distintos elementos laterales como en el tablero de instrumentos. Los revestimientos de las puertas de lujoso diseño llaman la atención tanto a la vista como al tacto. Además, el tablero de instrumentos y todos sus elementos, han sido diseñados de forma muy didáctica y clara para facilitar una utilización lo más intuitiva posible. Especialmente la consola central, con sus elementos de manejo dispuestos en una posición más alta, ofrece una agradable y práctica disposición y claridad de uso.

    A todo ello hay que añadir la calidad de los sistemas de audio y navegación del nuevo Scirocco ya que bajo las dos salidas de aire centrales, está situado el equipo de audio de última generación (RCD 510), con reproductor/ cambiador de CD y MP3. Paralelamente se ofrecen también dos sistemas de audio-navegación. El modelo de gama alta RNS 510 está basado en la operatividad de una efectiva pantalla táctil de 6,5 pulgadas a través de la que se accede a la gestión de un disco duro extremadamente rápido de 30 Gigabytes. Además, el cuadro de instrumentos de este modelo está iluminado en blanco.

  • Suspensión Adaptativa Electrónica (DCC); alta tecnología, máxima exigencia

    Este sistema de nuevo desarrollo controla al mismo tiempo el comportamiento de la suspensión del vehículo y su maniobrabilidad electromecánica por lo que se trata de un complemento idóneo para las prestaciones del nuevo Scirocco.

    La Suspensión Adaptativa Electrónica, que se ofrece en opción, tiene tres modos de programa: “Normal”, “Deportivo” y “Confort”. A través de este sistema de control, las características de conducción del Scirocco en el modo “Normal”, ya se ven muy mejoradas adaptando la suspensión a las características de la carretera y las condiciones de conducción, por lo que su incidencia es permanente a pesar de que no estén seleccionadas los modos “Deportivo” o “Confort”. El sistema también reacciona ante la aceleración, las frenadas y los giros aunando lo mejor de los conceptos de suspensión deportiva y suspensión cómoda.

    Los otros dos modos se pueden seleccionar mediante un pulsador situado delante de la palanca de cambios. El “Deportivo” provoca que la suspensión se endurezca considerablemente y paralelamente se reduzca la dirección asistida para que se acorte su recorrido.

    En el polo opuesto se haya la función “Confort” que mejora significantemente el comportamiento de la suspensión en carreteras en mal estado y cuando se circula a baja velocidad.

  • Motores: máximas prestaciones

    Los motores del Scirocco reflejan también su alta exigencia tecnológica y su carácter deportivo. Los tres eficientes TSI combinan el máximo nivel de prestaciones con el más moderado de los consumos y se complementan con el vanguardista TDI Common Rail. Todos ellos se combinan de serie con una caja de cambios de seis velocidades.

    TSI de 122 cv

    Este motor de cuatro cilindros que dota al Scirocco de agilidad y dinamismo, desarrolla una potencia de 122 cv a 5.000 rpm y su par máximo es de 200 Nm a partir de 1.500, justo por encima del número de revoluciones en régimen de marcha en vacío. La velocidad máxima de este propulsor puede llegar a los de 200 km/h y la aceleración de 0 a 100 ofrece un competitivo valor de 9,7 segundos. Su consumo es también una de las virtudes destacadas de este motor y convierte al modelo en uno de los más económicos de su clase ya que se sitúa en los 6,1 litros cada 100 kilómetros.

    TSI de 160 cv

    Éste es un motor de cuatro cilindros con turbocompresor que ofrece una potencia de 160 cv a 5. 900 rpm. Al igual que los demás TSI, este motor, el más moderno de la gama, posee un excelente valor de consumo situado en los 6,5 litros a los 100 kilómetros y genera un par máximo de 240 Nm a partir de las 1.750 rpm. El Volkswagen Scirocco equipado con este TSI acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 8,0 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 217 km/h. Este propulsor se puede complementar opcionalmente con la revolucionaria y efectiva caja de cambios automática de doble embrague DSG de 7 velocidades.

    TSI de 200 cv

    Se trata del motor más potente de la gama del Scirocco y genera sus 200 cv a 6.000 rpm. Dispone así mismo de un turbo-compresor y destaca también por su potente par de 280 Nm a 1.700 rpm y su bajo consumo medio de 7,7 litros a los 100. Puede alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. Tal como sucede con el Golf GTI, que dispone de un motor idéntico, este motor del Scirocco puede combinarse con el cambio DSG de 6 velocidades.

    TDI de 140 cv

    Este motor destaca por su potencia, su avanzada tecnología Common Rail y su limpieza acústica, además de ofrecer unas contenidas cifras de consumos y emisiones de CO2. Su par máximo es de 320 Nm a partir de 1.750 rpm y el consumo se reduce a los 5,4 litros a los 100 kilómetros en ciclo combinado. La velocidad máxima que puede alcanzar son los 207 km/h y precisa únicamente 9,3 segundos para alcanzar los 100 km/h partiendo de cero.