12 de enero de 2009 | Salones
SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE DETROIT 2009: ESTRENO MUNDIAL DEL CONCEPT BLUESPORT
SALON DEL AUTOMOVIL DE DETROIT 2009:  ESTRENO  MUNDIAL DEL CONCEPT BLUESPORT
Regreso del roadster compacto

NAIAS Detroit 2009
Aspectos principales

Estreno mundial del Volkswagen Concept BlueSport:
deportivo que ofrece el máximo placer de conducir con un consumo mínimo

  • El rápido Concept BlueSport alcanza una velocidad máxima de 226 km/h consumiendo tan solo 4,3 litros de gasoil

  • Made in Germany –este estudio de diseño refleja a la perfección la construcción automovilística moderna

    Wolfsburg / Detroit, enero de 2009. Volkswagen inicia el año con la presentación de un coche de ensueño –un asequible, excepcionalmente ahorrativo y extremadamente ágil roadster de motor central: el Concept BlueSport. Este estudio de diseño proporciona puro dinamismo de conducción ofreciendo al mismo tiempo un consumo medio inferior al de cualquier otro deportivo de tan sólo 4,3 litros cada 100 km / 42 mpg (combinado / autopista: hasta 50 mpg). Este limpio y honesto roadster (tasa de emisión: 113 g/km CO2) hace que en cada kilómetro y en cada milla se experimente el genuino placer de conducir. Estreno mundial: Detroit, Michigan, 9 de enero de 2009.

    Regreso de la agilidad compacta

    Detrás de los dos asientos deportivos del Concept BlueSport de 3,99 metros de longitud (distribución de la carga sobre el eje: 45:55) son los motores sobrealimentados TDI y TSI los que se ocupan de proporcionar una gran dinámica –estos motores de alta tecnología ofrecen un gran rendimiento y al mismo tiempo un bajo consumo. El Concept BlueSport presentado en EE.UU. ha sido equipado con un potente Clean Diesel (TDI) de 132 kW / 180 CV con inyección Common–Rail y catalizador–acumulador de NOx secundario. El turbomotor de 2,0 litros desarrolla un par máximo de 350 newtonmetros ya a partir de 1.750 r.p.m. –es decir, directamente desde el nivel inferior de revoluciones. ¡Esto equivale al rendimiento de un motor de gasolina de 6 cilindros y aprox. 300 CV de potencia! De la transmisión de la potencia a las ruedas traseras se ocupa un cambio de doble embrague de 6 velocidades –éste es el sistema de cambio más ahorrador y ágil del mundo. El cambio de marchas se produce automáticamente, o bien manualmente mediante las levas ubicadas en el volante. El deportivo acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 6,2 segundos (0– 60 mph: 6,6 segundos) alcanzando su velocidad máxima a 226 km/h (140 mph).

    Estas son las características clásicas y al mismo tiempo vanguardistas de una nueva filosofía europea para deportivos. En este sentido, el Concept BlueSport avanza para convertirse en un automóvil que proporciona un gran placer de conducir y al mismo tiempo marca pautas de durabilidad. No hay duda, si el Concept BlueSport fuera fabricado en serie podría suponer el renacimiento del roadster compacto, ya que este automóvil se adapta perfectamente tanto al entorno urbano de la metrópolis como a las tortuosas carreteras secundarias y a los recorridos de larga distancia.

    Concepto sin compromisos

    En cuanto al desarrollo de vehículos se refiere Volkswagen persigue exclusivamente dos objetivos: máximo placer de conducir y mínimo consumo. De este modo se ha desarrollado un deportivo con motor central que desde el principio apuesta por la máxima agilidad y un peso muy bajo. A pesar de disponer de la mayor rigidez de carrocería de su clase, el atlético peso del Concept BlueSport es inferior a 1.200 kilos –con una potencia de 180 CV, lo que representa una relación de potencia/peso de 6,6 kilos por CV. El resultado es un rendimiento superior en cualquier situación de conducción acompañado de las conocidas ventajas de consumos y emisiones contenidas. La reducción de peso del Concept BlueSport pudo alcanzarse utilizando construcciones ligeras y gracias a un diseño de carrocería con dimensiones muy compactas (entre otros, fueron montados capots de aluminio y la capota más ligera de la clase de tan sólo 27 kilos).

    A pesar de toda la fascinación que este deportivo es capaz de despertar, la gran funcionalidad que se experimenta a bordo no es nada despreciable. El maletero delantero del Concept BlueSport ofrece una capacidad de carga de 112 litros; el maletero trasero ofrece además un volumen de carga adicional de 70 litros, lo que supone un volumen total de 182 litros, espacio suficiente para transportar documentos de trabajo o realizar un viaje en pareja durante un largo fin de semana. La distancia que se puede recorrer con un depósito de combustible es también muy larga: la autonomía teórica con un depósito de 50 litros y un consumo de 4,3 litros cada 100 km es de más de 1.150 kilómetros (más de 710 millas).

    Además, existen también dos tecnologías que repercuten positivamente en la autonomía, en el consumo y en las emisiones. Estas tecnologías, que en el futuro podrían ser cada vez más habituales, se encuentran a bordo del Concept BlueSport dentro del llamado ¿modo Eco¿ y son las funciones Auto Start/Stop y Recuperación. La función Auto Start/Stop se adapta perfectamente a la circulación por la ciudad: si el Concepto BlueSport se detiene, por ejemplo en un semáforo, el motor se apaga automáticamente. Tan pronto como el semáforo vuelva a ponerse en verde bastará con tocar ligeramente el acelerador para encender el motor nuevamente en cuestión de segundos. Todo este funcionamiento resulta absolutamente intuitivo, y supone un ahorro en ciudad de hasta 0,2 litros de combustible cada 100 km. Adicionalmente, gracias al concepto de recuperación de la energía de frenado, es posible recuperar la energía procedente de la dínamo (Recuperación) cuando el Concept BlueSport frena. A través de este proceso se descarga al motor reduciendo una vez más el consumo de combustible.

    Diseño sencillo

    Los responsables del diseño del Concept BlueSport, lacado en Flex Silver y equipado con una capota de tela de color naranja, son el equipo del Sr. Klaus Bischoff (Jefe de Diseño de la marca Volkswagen) y Thomas Ingenlath (Jefe del Centro de Diseño de Potsdam). Según Klaus Bischoff: “El diseño del Concept BlueSport representa una síntesis perfecta de la técnica y la estética. Las formas, reducidas a lo elemental, son muy claras y el cuerpo de la carrocería es muy esbelto y de construcción lineal.”. Thomas Ingenlath añade: “Los pasos de rueda redondeados, elaborados de forma tridimensional como si de una escultura se tratara, surgen enérgicamente de la carrocería. Las superficies radiales, los bordes y las intersecciones acentúan la presencia de las ruedas, y con ello el aspecto ágil del Concept BlueSport. Las entradas de aire laterales, rasgos distintivos del diseño de motor central, y su configuración de volumen reducido muestran visiblemente el bajo peso del deportivo.”

    Proporciones enérgicas

    Las proporciones del Concept BlueSport le confieren un aspecto extraordinariamente enérgico y majestuoso caracterizando su exterior con una reducida altura de 1,26 metros, una gran distancia entre ejes de 2,43 metros, comparada con la longitud total de aprox. 4 metros, y grandes anchos de rodadura, comparados con el ancho total de 1,75 metros. La distancia entre las ruedas del deportivo es de 1,49 metros en la parte delantera y de 1,52 metros en la parte trasera. Las dimensiones en conjunto muestran claramente que la enérgica carrocería del Concept BlueSport es, por un lado, claramente más corta y baja que la del Scirocco introducido ya en Europa, y por otro lado, sin embargo, más larga y mucho más ancha que, por ejemplo, la carrocería del Polo actual. Estas son exactamente las proporciones con las que el roadster descansa enérgicamente sobre llantas radiales de aleación ligera de 19 pulgadas de nuevo diseño.

    Diseño frontal

    El Concept BlueSport se caracteriza en el frontal por el nuevo lenguaje de diseño Volkswagen presentado por primera vez en el Scirocco y en el Golf actual. La base la constituye el ADN de diseño que viene caracterizando a todos los nuevos Volkswagen. Este nuevo lenguaje de diseño, creado por Walter de Silva (jefe de diseño del Grupo Volkswagen), Flavio Manzoni (jefe del departamento de diseño creativo de Volkswagen AG) y Klaus Bischoff, se caracteriza, por un lado, por conservar elementos históricos y, por otro lado, por reinterpretar el diseño Volkswagen. Uno de los elementos que caracterizan este nuevo diseño es la dominante doble barra transversal formada por la estrecha parrilla y por los parachoques lacados que ya hicieron su aparición en el Golf y en el Scirocco. En la parte inferior del Concept BlueSport se extienden por todo el ancho del automóvil grandes entradas de aire negras en las que han sido integrados los intermitentes LED bajo un material plástico traslúcido tintado.

    Mediante estos elementos estilísticos es posible adivinar el gran espectro de automóviles que pueden desarrollarse interpretando las diferentes características. Por ejemplo los faros y las luces de marcha atrás: aunque naturalmente, el Concept BlueSport representa la imagen actual de Volkswagen con sus faros delanteros Bi–Xenón y sus luces de marcha atrás con tecnología LED, es al mismo tiempo extremadamente individual e inconfundible. Su aspecto de roadster se acentúa enérgicamente a través de detalles como la luz de conducción diurna diseñada como estrecha banda luminosa en forma de 'c' (en la carcasa del faro principal) o los guardabarros altamente definidos al estilo de los deportivos de gran potencia.

    Thomas Ingenlath, creador del Concept BlueSport como diseñador responsable del proyecto comenta acertadamente: “El estudio nos mira fijamente a los ojos con elegancia y energía, en él todo es claridad y precisión. Éste es un ágil deportivo que puede permitirse el lujo de prescindir de una actitud agresiva.”

    Flavio Manzoni subraya además: “Único, sencillo, universal –éste es el auténtico espíritu Volkswagen: claro diseño en un mundo cada vez más complejo –esta es la filosofía que caracteriza el diseño Volkswagen actual. Son automóviles como los Concept Cars Up!, Space Up!, Scirocco y Golf, en los que se refleja el concepto de claridad estética sin compromisos que le hemos aplicado también al Concept BlueSport.”

    Diseño trasero

    Este concepto de claridad estética se hace patente ya con el primer vistazo a la parte trasera. Las líneas que surgen del trazado de los guardabarros traseros enmarcan unos hombros que no podrían ser más claros y dinámicos. En el centro se encuentra una gran banda lacada en el color de la carrocería y en medio, en la parte superior, una estrecha línea negra que separa los parachoques del capot del motor y de la puerta del maletero respectivamente. En este eje, que también une los faros traseros, se ubica el logotipo VW. La forma de los faros traseros es similar a la de los faros delanteros disponiendo también de componentes LED en forma de ¿c¿ que por la noche, y al frenar brillan con luz muy clara. Por encima del logotipo VW se emplaza una tercera luz de freno en la puerta del maletero.

    El área inferior queda redondeado por una superficie transversal negra en cuyos bordes externos –al lado del trazado de las líneas de los guardabarros –se ubican los tubos de escape. Los parachoques quedan rematados por una superficie formada por los guardabarros y los pasos de rueda laterales, que han sido lacados en el color de la carrocería, y dispone de un difusor aerodinámico ubicado en el centro.

    Silueta

    En el lateral son una vez más los pasos de rueda y los bordes exteriores de los guardabarros redondos, típicos de Volkswagen, los que forman parte de una claro, preciso, vigoroso y extremadamente atlético trazado de líneas. El diseño de la silueta se caracteriza también por voladizos extremadamente cortos. Las llantas de aleación ligera de 10 radios y las ruedas de 235/35 ZR19 (delante) y 245/35 ZR19 (detrás) llenan completamente el espacio bajo las grandes aletas de las ruedas, proporcionándole al automóvil un aspecto exterior digno de un súper deportivo.

    Habitáculo

    El interior de un deportivo debería encajar como si hubiera sido hecho a medida. Todos los elementos deben ser accesibles, manejables y controlables de forma idónea, y, a pesar de su gran funcionalidad, ser al mismo tiempo estéticos. Volkswagen ha logrado hacer realidad esta idea con el diseño del Concept Blue¬Sport. Klaus Bischoff: “El habitáculo muestra fineza en el detalle y ofrece una enorme fascinación tecnológica. El ambiente especial que reina en el interior se manifiesta a través de la pureza arquitectónica de los componentes.”

    Nada mas subir al deportivo lo primero que llama la atención es la pantalla táctil –un interfaz hombre–máquina intuitivo al estilo de su homólogo realizado en el estudio Volkswagen Up!. La pantalla ha sido ubicada directamente sobre la consola central. A través de la pantalla táctil se controlan todas las funciones de información y entretenimiento. Delante –a la altura de la antigua palanca de cambios –se encuentra situado un conmutador giratorio multifunción mediante el cual se maneja el cambio de doble embrague.

    Por encima de la pantalla táctil se encuentran los tres grandes reguladores giratorios del climatizador automático bi–zona que han sido ubicados en un área del salpicadero atravesada por nervios verticales; los nervios sirven como rejillas de ventilación y distintivo estilístico al mismo tiempo. Si los reguladores del climatizador automático se giran en dirección “frío”, la pantalla del regulador se vuelve cada vez más azul; si se giran en dirección “caliente”, la pantalla se vuelve de color “rojo”.

    El diseño del conmutador de faros situado a la izquierda del volante es similar al de los reguladores del climatizador. Los interruptores del salpicadero, que disponen de una iluminación básica, adoptan también el color naranja de la capota. Los diseñadores rediseñaron también los grandes instrumentos redondos y el volante multifunción que equipa levas para controlar el sistema de audio, el teléfono, el ordenador de a bordo y el cambio automático de doble embrague (DSG).

    Los ligeros asientos deportivos con respaldo de una sola pieza tapizados en cuero se adaptan perfectamente al interior. Detrás de los reposacabezas integrados identificados con el logotipo VW, se encuentra situada la barra antivuelco del Concept Bluesport. Por detrás de la barra descansa la capota abierta de manejo manual. Gracias al clásico plegado en zig–zag y al ligero peso de la capota, es posible manipularla en cuestión de segundos.

    Datos técnicos del Volkswagen Studie Concept BlueSport

    Volkswagen Concept BlueSport
    Carrocería / Chasis
    Longitud – 3.990 mm
    Ancho – 1.745 mm
    Altura – 1.260 mm
    Ancho de rodadura delantero – 1.490 mm
    Ancho de rodadura trasero – 1.520 mm
    Eje delantero – Suspensión McPherson
    Eje trasero – Suspensión multibrazo
    Motor
    Principio – 4 cil. TDI, cilindrada 2,0 litros
    Rendimiento máximo – a revoluciones 132 kW / 180 CV 4.200 r.p.m.
    Par máximo a revoluciones – 350 Nm 1.750 r.p.m.
    Accionamiento/Ruedas
    Caja de cambios – DSG de 6 velocidades
    Accionamiento del eje – trasero
    Ruedas delanteras – 235/35 ZR19
    Ruedas traseras – 245/35 ZR19
    Prestaciones kilómetros / consumo
    0–100 km/h – 6,6 segundos
    0–60 mph – 6,2 segundos
    V/max – 226 km/h / 140 mph
    Consumo (Euro 6)* – 4,3 l/100 km
    Consumo (BIN 5)* – 42 mpg (combinado)
    Consumo (BIN 5)* – 50 mpg (autopista)
    Consumo (BIN 5)* – 35 mpg (ciudad)
    Tasa de CO2 * – 113 g/km
    * = en modo Eco: Auto Start/Stop + Recuperación
    Colores
    Lacado – Flex Silver
    Capota – Naranja